¿Qué le faltaba a 'Supervivientes 2018'? Exacto: una hora de charla sobre un tocamiento

Corría el año 1990 cuando la doctora Elena Ochoa rompía tabúes y proponía a España que 'Hablemos de Sexo'. Su programa duró apenas nueves meses, pero fueron suficientes para hacer historia en la televisión públicas donde, por primera vez, se trató el sexo con normalidad. 

Este jueves, 28 años después, si la doctora Ochoa vio la gala de 'Supervivientes', estaría orgullosa del poso que dejó su valiente propuesta. Y es que en la novena gala del reality, no sólo se ha hablado de sexo, sino que se han recreado en el asunto 

Un debate que, eso sí, se ha llevado a la última hora del programa, pero que se ha cebado con un bloque publicitario entre medias y en el que se ha insistido, quizás demasiado. 

ADEMÁS: El gran bostezo de Amaia y cómo fue el primer beso

Todo ha comenzado con Melissa Vargas llegando a plató, tras ser expulsada la semana pasada. Tras pocos minutos de entrevista, Jorge Javier Vázquez sacaba el asunto: "¿Qué ha pasado entre Sofía y Hugo?", le preguntaba a Melissa. Ésta, con su templanza habitual, comenzaba a contar la historia. 

"La noche del miércoles antes de irme, y con la gente durmiendo, Sofía se subió a la esterilla de Hugo y, de repente, entre el jaja jiji, veo como ella le mete la mano en todo el tema y empiezan a magrearse. Yo estaba viendo como se movía la mano". 

Por si alguien duda, estaba describiendo un tocamiento (por ser finos). 

ADEMÁS: ¿Dónde están los límites de los 'Supervivientes'? 

Ante tal afirmación, obviamente, Jorge Javier conectó con la palapa, y preguntó a los implicados. Para sorpresa de muchos, Sofía agradeció a Melissa la sinceridad, eso sí, matizando que "Hugo estuvo buscándome todo el rato pero yo no le toqué". 

Mientras, Hugo ha optado por negar la mayor. Ni tocamiento, ni acercamiento, ni deseos alguno con Sofía. Con Hugo no funciona eso del fuego y las brasas. No obstante, eso daba igual. Había un tocamiento sobre la mes y había que aprovecharlo. Y así ha sido. 

Durante un buen rato, a pesar de que el tema no daba para más, han estado dando vueltas al tocamiento sí, al tocamiento no. Así, hemos podido escuchar frases como "te pegaría una folladita", en una mención de Hugo a un clásico como Shakespeare. O a Sofía, tirando de Kant para asegura que su ex "tenía la cola no veas cómo y me decía que si me acordaba cuando follábamos". 

ADEMÁS: 'Supervivientes' o cómo disfrutar del sufrimiento ajeno

Y por si no había quedado claro, Jorge Javier insistió. "Entonces, Melissa, ¿tú sostienes que Sofía masturbó a Hugo?". Y sí, salió la palabra 'paja'. Era inevitable. Todo muy elegante. 

Lo peor de todo es que, al final, el espectador no se enteró de si hubo o no tocamiento. ¿Qué más da? Lo que importa es el ruido y, en este caso, se hizo mucho y muy alto. Y así van nueve semanas en las que 'Supervivientes' se ha convertido en la edición más vista de la historia. Eso sí, a costa de agresiones, discusiones, insultos, menosprecios... 

¿Si merece la pena? Basta con mirar que el reality tiene el prime time de domingo, martes y jueves en Telecinco, cadena líder de audiencias durante los últimos 17 meses. Claro que merece la pena. Al menos para ellos. 

Por cierto, Alberto Isla expulsado de la ídem y cinco nominados: Raquel, Romina y b por el grupo, y Logan y Sergio por sobrepasar los límites marcados por la organización. 

Fotos y vídeo: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Están aquellos concursantes que cerraron el capítulo de la fama y rehicieron su vida como la de cualquiera, con sus vaivenes y sus aburrimientos y sus angustias y su estreñimiento o diarrea, según toque. O sea, la existencia de toda persona humana (que diría un cura de la Conferencia Episcopal) y, por ejemplo, irse a vivir a Málaga y olvidar que saliste en la primera edición de Gran Hermano gritando "¡quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza! ¡QUIÉN!".

Ver resumen Ocultar resumen

Decía Karina, con su famoso 'Baúl de los recuerdos', que cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Uuuuhhh. Y razón no le faltaba, pero con matices. Sobre todo en lo que a televisión se refiere. 

Y nada como poner un ejemplo para reforzar esta afirmación. Un ejemplo para el que no hará falta echar la vista demasiado atrás. Tan sólo habrá que viajar a la primera décadas del siglo. Los añorados 2000. 

Ver resumen Ocultar resumen

No cesa la fuga de anunciantes que abandonan Gran Hermano por el caso Carlota Prada, la concursante que denunció haber sido violada en 2017 sin que los responsables del programa hicieran nada. Y Mediaset ha lanzado un comunicado en el que habla de "campaña de desprestigio".  Una campaña que, según la cadena que dirige Paolo Vasile, tiene culpables.

Páginas