¿Qué iba a escribir Ussía para que Marhuenda lo haya parado?

"Imaginaos la que tenía que haber preparado aquí mi primo", escribía Quique Peinado, adjuntando un tuit de Alfonso Ussía. Un tuit en el que columnista se quejaba amargamente de su primera experiencia de "censura interior". 

"Me acaba de comunicar mi director que mañana, por primera vez en 15 años, no saldrá por censura interior mi artículo en La Razón", han sido las palabras exactas de Alfonso Ussía. 

Por poner en contexto, el director al que se refiere es Francisco Marhuenda y el medio, como bien indica en el tuit, es La Razón. 

Obviamente, Quique Peinado representa al 99% de gente que ha leído el tuit y se pregunta: ¿qué demonios había escrito Alfonso Ussía para que le llegue a censurar Francisco Marhuenda en La Razón?

ADEMÁS: A ver, ¿dónde está la censura de Atresmedia que yo la vea?

Si hicieran una película de esta historia, bien se podría llamar Más allá de la derecha: Nadie me puede frenar (salvo tú). 

Es posible que la España que madruga nunca sepa lo que escribió el columnista en este ya legendario artículo. Pero también es posible que algún amigo de Alfonso Ussía le ayude a que la columna vea la luz. Alguno ya se le ofrece en los comentarios. Nada sorprendente. 

ADEMÁS: Si 'La Resistencia' lo ha censurado, cómo sería lo que dijo

Sea como sea, los misterios del universo han quedado en un segundo plano ante el nuevo enigma que plantea la historia: ¿qué demonios contiene el manuscrito de Alfonso Ussía? Como diría aquel, queremos saber. Bueno, o no. Bueno, sí. Así que, éste es el artículo de marras. O estos son porque hay dos circulando por las redes

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Una vez más, y ya son unas cuantas, los periodistas, meros transmisores de la realidad, sufren los atropellos de unos cuantos energúmenos. 

En este caso, ha sido un equipo de Cuatro al Día, encabezado por Rocío Cano, el que ha sido agredido en su visita a Lleida. Una ciudad que vuelve a estra confinada, por culpa de un rebrote que afecta ya a 1.715 personas y que tiene a los vecinos más nerviosos que en la anterior cuarentena. 

Páginas