Pusieron 'Casablanca' en la tele y sus frases míticas regresaron

Es Casablanca un artefacto cinematográfico repleto de frases bellísimas, certeras, poéticas y con una épica especial. Un guión lleno de literatura y momentos perfectos. ¿Hablamos la mejor película de la historia del cine? Tal vez. La2 emitió este martes Casablanca. Y la gente comenzó a tuiterar citas que forman parte de la mejor memoria cinematográfica.

Porque la televisión, amigas y amigos, tiene también la función de emitir clásicos. Y más la televisión pública.

Aquí ya hicimos la propuesta de recuperar ¡Qué grande es el cine!, la tertulia cinematográfica que lideraba Garci con el pitillo bajo la mesa. (Eso sí, en caso de que volviera, obligatoriedad de la V.O., que algunos doblajes eran impresentables).

Pero vayamos a las frases de Casablanca, comenzando por una de las más célebres.

Ah, el amor en medio de la catástrofe. Que se lo digan a quienes padecieron el confinamiento en fase de enamoramiento y con la persona amada lejos. 

Pero repasemos más sentencias rotundamente poéticas de Casablanca.

También hubo quien recordó uno de los momentos culminantes de la cinta, cuando en el café de Rick el público canta La Marsellesa para apagar las voces de los alemanes que vociferan un himno nazi, resumen del antifascismo bien entendido.

Emocionante siempre. ¿Y qué audiencia hizo Casablanca? Pues no estuvo mal.

 Siempre Casablanca.

Regresar a este clásico dirigido por Michael Curtiz merece la pena.

Para aprender cómo comportarse con decencia en tiempos de ruido, furia y pujanza de totalitarismos excluyentes.

ADEMÁS: Las mejores películas de la historia (según IMDb)

Ver resumen Ocultar resumen

Ahora que el modelo económico basado en el turismo de masas ha entrado en crisis como modelo debido a la infausta pandemia resulta conveniente recordar cómo dicho fenómeno fue glorificado por el franquismo. Allí empezó todo. Evidentemente, el contexto era muy distinto al actual y la población no percibía como molesta la llegada de extranjeros pero ahí ha quedado la propaganda que se coló en muchísimos títulos de los que rescata, a veces, Cine de barrio en TVE.

Ver resumen Ocultar resumen

El éxito en taquilla de Padre no hay más que uno 2, la última película de Santiago Segura, ha movido a la derecha tuitera a la celebración y exaltación del director y actor que fuera Torrente pero añadiendo todo tipo de ataques a la farándula roja, subvencionada y obsesionada con la Guerra Civil que son el resto de gente del cine español.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho antes de Tesis, REC y Verónica hubo otro cine de terror español que resultaba enormemente rentable en taquilla y atraía a estrellas de Hollywood a rodajes mesetarios que lo mismo se hacían en Chinchón que en los merenderos del río Alberche o la sierra de Guadarrama.

Hablamos del cine de terror que en los 70 hicieron en España pioneros como Paul Naschy, Narciso Ibáñez Serrador, Jorge Grau, Amando de Ossorio, Carlos Aured...

Ah, qué tiempos aquellos.

Veamos.

Páginas