¿Por qué sigue funcionando Franco en televisión?

Sea en Sálvame (donde Belén Esteban detalló su postura sobre la dictadura y sus secuelas), en Al Rojo Vivo, con Ana Rosa Quintana o en Ya es mediodía. En todo programa de debate hay un asunto que funciona: Franco. O sea, el franquismo, sus consecuencias y su pervivencia en la sociedad actual. El Valle de los Caídos y cómo sacar de allí los huesos de quien se proclamase Caudillo de España por la Gracia de Dios.

El debate casi siempre es idéntico: están los que defienden "no abrir viejas heridas" (Marhuenda, María Claver, Emilia Landaluce) y los que creen que tantísimos años después ya se puede zanjar la cuestión de la memoria histórica y dignificar a las víctimas y acabar con monumentos fascistas (Maestre, Sardá, un servidor).

La trampa, por parte de una tertulianía que se coloca en al borde del filofranquismo, es aludir siempre a la Guerra Civil, donde "ambos bandos cometieron atrocidades". Y lo que digo yo cuando tengo ocasión es que sí, muy bien, pero no estamos hablando de la Guerra Civil (o no solamente) sino de una dictadura que duró cuarente años y en la que mató y torturó y encarceló un señor que se llamaba Francisco Franco Bahamonde. 

Sea como sea, admitamos que Franco sigue siendo una TV Star en toda regla.

¿Y eso está bien o está mal?

He aquí la pregunta. ¿No tendríamos que hablar de otras cosas y menos de Franco en las tertulias televisivas? Bueno, se habla de otras cosas. Se habla prácticamente de todo. Pero no deja de ser higiénico que el debate sobre el franquismo que todavía humea en algunos cerebros se haga fervientemente y en los platós.

franco-y-juan-carlos-de-borbon-antes-de-reinar

Incluso con la opinión de franquistas puros y duros provenientes de la Fundación que lleva el nombre del dictador o ese Movimiento por España en el que confluyen señoras de cierta edad devotas de los gatos y el yugo y las flechas.

Hay quien critica que esa gente de ultraderecha pueda hablar en la tele. Tengo mis dudas al respecto. Igual que las tengo acerca de la ilegalización de la Fundación Francisco Franco. Soy un rojo con dudas. Qué se le va a hacer.

De hecho, el peligro de surgimiento de una extrema derecha al estilo Salvini no creo que venga de esa parada de los monstruos franquista que se asoma a las pantallas de televisión sino de partidos mucho más respetables que ahora les ha dado por coquetear con la xenofobia. Pero eso es otra historia.

Franco sigue saliendo en la tele y, según parece, funciona (televisivamente hablando) y hay que asumirlo. Tampoco es grave. En Estados Unidos siguen a vueltas con la bandera confederada y su guerra civil concluyó hace más de un siglo.

DANIEL SERRANO

ADEMÁS: ¿Qué películas le gustaban a Franco?

Ver resumen Ocultar resumen

A propósito de Doña Manolita

Páginas