Por 25 pesetas: expresiones escuchadas en bares de toda la vida

Ni la Selección Española, ni Rafa Nadal, ni Eurovisión, ni siquiera Cortylandia. Si hay algo que une a todos los españoles son los bares. 

Quien más, quien menos, ha pisado un bar miles de veces. Algunos, en poco más de una semana. Lo cierto es que los bares son los puntos de encuentro de millones de ciudadanos desde hace décadas. 

Una buena charla entre cuñados, un café calentito en pleno invierno o su contraria cerveza fresquita en verano, son placeres que solo se encuentran en estos sagrados locales. 

ADEMÁS: Los 10 mejores bares de las series de la tele

Unos sagrados locales que tienen en sus camareros los apóstoles que reparten los panes y los peces entre los feligreses habituales y esporádicos. 

En España, curiosamente, se ha llegado a un punto en el que conviven dos tipos opuestos de camareros. Los primeros, modernos, cachas, tatuados, altamente flipados y con precios desorbitados por todo lo que sirvan.

Los segundos, los camareros de siempre. Los de toda la vida. Los del palillo en los dientes, el peine en el bolsillo de la camisa y el boli en la oreja. 

ADEMÁS: 5 bares de Madrid para no pasar calor

Como dijo Morfeo a Neo, sólo una de esas vidas nos interesa. En concreto, la de los camareros de siempre. Y es que gracias a un tuitero, se han recopilado algunas de las frasese legendarias que se repiten, como un mantra, en los bares con solera de toda la geografía española. 

Frases de ayer, hoy y siempre que llevan más de medio siglo gritándose a voz en grito y lo seguirán haciendo otro medio siglo más. Y lo que te rondaré morena. ¿Hay algo más cañí que un camarero gritando "¡booooote!", mientras echa 20 céntimos al cerdito de cerámica que cuelga del techo, mientras toca la campana que hay al lado? Que nunca nos falte. 

Fotos: Gtres

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Los hijos de Isabel Pantoja se están convirtiendo en animales televisivos habituales. Si ahora mismo se puede ver la pequeña de la familia en Honduras intentado convertirse en una superviviente ahora es el turno de Kiko Rivera de volver a la televisión. Ahora no es un programa, sino en la ficción con una webserie para Mediaset. Y es que el hijo mayor de la Tonadillera se ha criado entre cámaras, micrófonos y grabadoras. Al más puro estilo Show de Truman, pero en versión Cantora. Sea como sea, toda una vida televisada. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Todo el mundo lo dice y no deja de ser una verdad de Perogrullo: la adolescencia es una época extraña, a la vez que maravillosa para el ser humano. Niños que de pequeños eran una monada, de repente, pasan a ser auténticos monstruitos. Eso sí, este proceso también se puede dar a la inversa. Y si alguien necesita pruebas, no tiene más que echar un vistazo al reparto de Harry Potter y comprobar cómo la adolescencia le ha sentado de maravilla a todo su reparto. La magia de Howarts. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Se convirtió en una habitual de los platós de Mediaset, sobre todo a raíz de su relación con el periodista deportivo Pipi Estrada, fruto de la cual tuvo una niña. No era nada extraño poner la televisión y ver a Miriam Sánchez en alguno de los programas de la cadena de Fuencarral.  Y así fue hasta hace un año cuando se le pudo ver durante varias semanas en el prime time como concursante de ¡Mira quién salta 2!

Páginas