Pérez-Reverte corrige a la Guardia Civil por usar lenguaje inclusivo

Si hace unos días se convertía en protagonista de la jornada después de un particular duelo de tuits (y de salud) con el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ahora el escritor Arturo Pérez - Reverte se vuelve a colocar en el foco por otra cuestión bien distinta.

Por corregir (vía Twitter) a la Guardia Civil después de que el Cuerpo enviara el siguiente mensaje felicitando a los españoles el 40 Aniversario de la Constitución Española:

ADEMÁS: Pablo Motos indigna a Twitter con este chiste sobre el lenguaje inclusivo

Mensaje donde se felicitaba a "todos y a todas", haciendo uso del lenguaje inclusivo, algo que no pasaba desapercibido por Pérez - Reverte que respondía así al tuit:

"Esta vez, don Arturo, no era necesario"

Respuesta de Reverte que era afeada por algún que otro tuitero. "Esta vez, don Arturo, no era necesario", le decían.

Algo a lo que él volvía a responder:

Porque ya saben, nada de lenguaje inclusivo (que a Pérez - Reverte no le gusta).

ADEMÁS: Lo que Reverte ha dicho de Dani Mateo y la bandera

Fotos: Gtres y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

José Cano aparecía en laSexta Columna como uno de los nuevos políticos del Congreso. Ahora se enfrenta a una denuncia por aparecer en un vídeo viajando sobre el capó de un coche en marcha.

Ver resumen Ocultar resumen

Hermann Tertsch es de lo que tiene adicción a Twitter. Todo lo que ocurre, todo lo que lee, escucha y observa lo traduce con un comentario en la red social del pájaro azul. Siempre, eso sí, desde su particular y conservador punto de vista. 

Hace unas fechas el CIS realizó una encuesta sobre la estimación de voto de cara a las próximas Elecciones Generales; y en dicho estudio también se cuestionaba sobre los gustos televisivos de los votantes de cada partido.

Ver resumen Ocultar resumen

Dicen que la política cada vez tiene más de espectáculo, que los candidatos han de ser también unos buenos actores, que resulten convincentes en pantalla. Y es que la televisión es un escenario más para que los dirigentes añadan afectos a su causa. El peregrinar catódico lo demuestra

Páginas