Penélope Cruz, Julia Roberts y Kate Winslet cantan juntas y revientan Instagram

Lancome sabe escoger bien a las embajadoras de su marca, de eso no cabe duda. Penélope Cruz, Julia Roberts y Kate Winslet son algunas de las mujeres más guapas y talentosas de Hollywood. Y si están juntas son una bomba. 

Las actrices estaban en Mónaco en un evento de la marca cuando un artista interpretó la canción de Aretha Franklin I say a little prayer y los allí presentes lo dieron todo con ella. 

penelope-cruz,-julia-roberts-y-kate-winslet-durante-una-presentacion-de-lancome

ADEMÁS: Así cantan (de mal) Julia Roberts y George Clooney

En La boda de mi mejor amigo solo hacía falta la primera frase de la canción para que todo el restaurante se animase a cantarla, y algo parecido fue lo que sucedió.

Esto fue en 1997 y ahora, 20 años después, la protagonista de aquella película, Julia Roberts,  vuelve a entonarla, y además, esta vez, muy bien acompañada por Penélope y Kate Winslet. 

el-trio-conformado-por-julia,-penelope-y-kate-es-uno-de-los-mas-potentes

ADEMÁS: Ayer y hoy de Penélope Cruz

El vídeo lo ha compartido en su cuenta de Instagram la española, a la que se puede ver muy entretenida entonando primero la canción con el fotógrafo de moda, Marcus Piggot, pero al que pronto abandona para que sea la protagonista de Titanic la que, entre risas, le acompañe en su particular concierto. 

 

 

#lancome event #katewinslet #juliaroberts #marcuspiggott #isayalittleprayerforyou

Una publicación compartida de Penélope Cruz (@penelopecruzoficial) el

Y como es normal no podía faltar la recién nombrada mujer más guapa del mundo y protagonista de La boda de mi mejor amigo, quién no dudo en seguir a Penélope y posar para su cámara cuando esta se acercó. 

El vídeo ya tiene más de 171.000 reproducciones y seguro que a Julia le trajo muy buenos recuerdos. Y seguros que las tres se divirtieron. 

Fotos: Cordon Press

Ver resumen Ocultar resumen

La halterófila visitó El Hormiguero

Ver resumen Ocultar resumen

Resulta que el mal momento económico que (dicen) atraviesa el chef Sergi Arola no se debe a sus malas decisiones en el mundo de los negocios. Ni a una deuda contraída con Hacienda o a una mala inversión empresarial.

Páginas