Películas para hacer la revolución

Hubo un tiempo de revoluciones felices (allá por el siglo XX) aunque las revoluciones, como casi todo, también se estropeen en cuanto se burocratizan. Pero nunca está de más soñar con la pureza de ciertas insurrecciones y en eso, reconozcámoslo, los años 60 resultaron hermosos.

La revolución y nosotros que la quisimos tanto, tituló un libro de autoenmienda Daniel Cohn-Bendit (o sea, Danny El Rojo cuando el 68 y no como ahora, que se ha hecho amigo de Macron y se asusta de los chalecos amarillos, quién lo diría).

La cuestión es que hay películas que predisponen al buen ánimo revolucionario, a lanzarse a las calles para levantar barricadas y tomar el poder y hacer el bien.

Incluso aunque sean películas que (más de una vez) acaban mal.

Como pasa con las revoluciones.

Sea como sea, sigamos soñando. Y revisitando películas como las siguientes.

1. La Chinoise (1967)

la-chinoise

Cuando éramos maoistas, a un minuto de comenzar mayo del 68. Fabulosa propuesta estética la de Jean-Luc Godard, revolucionario convencido. Eso sí, a estas alturas del siglo XXI conviene ver La chinoise tomándosela un poco en broma. De todos modos, entenece este testimonio de la ideologización que se vivía en esos tiempos y la fe en una nueva era socialista.

2. If (1968)

if-hace-una-pregunta-incomoda

El año de la revolución estrenó el británico Lindsay Anderson esta cinta donde se relata (con grandes dosis de psicodelia) la insurrección armada de un grupo de estudiantes de un colegio de élite en el que la violencia extrema responde a la violencia institucional. El cartel preguntaba a las masas: ¿En qué lado estás? La juventud parisina lo tenía claro (y la de medio mundo también).

3. Hair (1968)

hair,-otro-modo-de-hacer-la-revolucion

El reverso de If o cómo hacer la revolución mediante la paz y el amor. Dirigía un Milos Forman recién llegado a Hollywood desde el otro lado del Telón de Acero pero que supo captar a la perfección el espíritu libertario de los tiempos. Ah, si volviéramos a la era de Acuario que se cantaba en este musical.

4. Malcom X (1992)

malcolm-x

Damos un salto de gigantes y llegamos a 1992 y a la hagiografía épica de Malcolm X que dirigió Spike Lee y protagonizó Denzel Washington. Excesiva pero, a ratos, emocionante. Liberate our minds by any means necessary dijo este líder de la revolución afroamericana parafraseando a Sartre. Y luego le asesinaron.

5. Diarios de motocicleta (2004)

diarios-de-motocicleta

Si a Ernesto Guevara le hubieran dicho que los diarios juveniles del Ché se convertirían en un éxito de Hollywood, seguramente no lo hubiera creído. Pero sí. La figura del Ché es patrimonio universal, reivindicable desde diferentes ángulos hasta el punto que Steven Soderbergh hizo un biopic (doble) que gustó a la Cuba castrista y no hubo problema. Sea como sea, esta cinta protagonizada por Gael García Bernal contiene la alegría joven de quien sólo muy a lo lejos ve su futuro guerrillero y, de momento, quiere divertirse, conocer mundo e indignarse dignamente con la injusticia. Una película realmente hermosa.

6. Abajo el telón (1999)

abajo-el-telon

Delicisoa crónica de un Nueva Yok (años 30 del siglo XX) donde puede coincidir en un mismo cóctel el comunista Diego Rivera, que está pintando un mural para Rockefeller, con bellas aristócratas fascistas, intelectuales revolucionarios, tramoyistas en huelga y una farándula agitada por las convulsiones de aquellos días a la vez luminosos y sombríos. De cuando Tim Robbins (que dirigió este título) y Susan Sarandon eran la pareja roja de Hollywood.

7. ¡Viva Zapata! (1952)

viva-zapata

Las alegrías y tristezas de la revolución escritas por John Steinbeck (sí, el autor de Las uvas de la ira), Elia Kazan (sí, el cineasta que renegó del comunismo para delatar a sus ex camaradas durante la caza de brujas de McCarthy) y protagonizada por un Marlon Brando en su momento más sublime. El caballo blanco que, a final de la película, galopa en pos de la libertad simboliza (para buena parte de quienes han escrito sobre esta película) la imposibilidad de aplastar el sueño de la revolución, el sueño de un mundo mejor.

ADEMÁS: 7 películas del cine español que VOX aplaudirá con ganas

Ver resumen Ocultar resumen

Hero Fiennes-Tiffin ha saltado a la fama, repentinamente, después de darse a conocer que protagonizaría la película After. Una cinta basada en la fan fiction de Anna Todd inspirada en el cantante Harry Styles que promete ser el estreno juvenil del año.

Nació el 6 de noviembre de 1997 en Londres, Inglaterra, y estudió en la Escuela Emanuel en Battersea.

Ver resumen Ocultar resumen

Se esperaba con ganas el regreso de Pedro Almodóvar a las salas de cine españolas y el estreno de su última película, Dolor y gloria, ha sido todo un pelotazo. La película protagonizada, entre otros, por Antonio Banderas, Penélope Cruz y Asier Etxeandía, se convierte en la película española más taquillera del año y todo gracias a los datos cosechados durante el fin de semana de su estreno.

Ver resumen Ocultar resumen

Hablamos de Diferente, pieza de culto en el cine español por su rareza y atrevimiento. Estrenada en 1961, en pleno franquismo, sin problema alguno de censura. Es más. A los censores les encantó. Lo contaba su director, Luis María Delgado, en una entrevista para TVE: "La película se pasó a la censura y no nos cortaron ni un fotograma. El primero que salió fue el padre Benito y dijo: 'Es la primera película artística que he visto en mi vida'. No nos cortaron nada".

Páginas