Películas de miedo que evitaron, aún no se sabe cómo, la calificación +18

La Motion Picture Associaion of America (MPAA) y la Classification & Ratings Administration (CARA) son los organismos responsables de calificar la calificación de las películas que se estrenan en Hollywood. Es decir, si será apta para mayores de 18, de 13, todos los públicos o lo que toque. 

Analizando los desnudos, la sensualidad, el vocabulario, los insultos, las drogas, el alcohol o la violencia, adjudicarán la calificación pertinente a cada film.

Obviamente, en esta amalgama de términos a evaluar, se incluye el nivel de terror que produce la película. De ahí que la mayoría de cintas del género, estén calificadas para mayores de 18. 

ADEMÁS: 9 escenas terroríficas de Stephen King que siguen causando traumas

No obstante, como todo en la vida, ni la MPAA ni la CARA son perfectas. Y esto se demuestra en que algunas de las películas de miedo más terroríficas de los últimos tiempos, no recibieron el R-Rated, es decir, para mayores de edad. Eso quiere decir que un niño de 14 años podría entrar a verla y quedar traumatizado para siempre. 

Pues ha pasado. Y en múltiples ocasiones. Y en cintas con un éxito recaudador tremendo que, seguramente, ha tenido a menores de 18 años en sus salas. 

ADEMÁS: 10 películas de terror eróticas (porque el miedo puede ser sexy)

¿Cómo se colaron estas cintas por debajo del +18? Nadie lo sabe. ¿Influencias? ¿Error de cálculo? ¿La MPAA y la CARA no las vieron? Vaya usted a saber. Lo cierto es que estas películas de miedo evitaron el +18 y aún no sabemos cómo. 

Fotos: iMDb

Ver resumen Ocultar resumen

Ramón Fernández (más conocido en la industria del cine español como Tito Fernández) es uno de los grandes artesanos del celuloide celtibérico y un fabricante de taquillazos absolutamente prodigioso: de No desearás el vecino del quinto a Cuéntame pasando por Sor Ye-yé, Cateto a babor, Las aventuras de Enrique y Ana o Los ladrones van a la oficina. Todos esos títulos son cosa suya.

Ver resumen Ocultar resumen

Ahora que el modelo económico basado en el turismo de masas ha entrado en crisis como modelo debido a la infausta pandemia resulta conveniente recordar cómo dicho fenómeno fue glorificado por el franquismo. Allí empezó todo. Evidentemente, el contexto era muy distinto al actual y la población no percibía como molesta la llegada de extranjeros pero ahí ha quedado la propaganda que se coló en muchísimos títulos de los que rescata, a veces, Cine de barrio en TVE.

Ver resumen Ocultar resumen

El éxito en taquilla de Padre no hay más que uno 2, la última película de Santiago Segura, ha movido a la derecha tuitera a la celebración y exaltación del director y actor que fuera Torrente pero añadiendo todo tipo de ataques a la farándula roja, subvencionada y obsesionada con la Guerra Civil que son el resto de gente del cine español.

Páginas