Películas de miedo que evitaron, aún no se sabe cómo, la calificación +18

La Motion Picture Associaion of America (MPAA) y la Classification & Ratings Administration (CARA) son los organismos responsables de calificar la calificación de las películas que se estrenan en Hollywood. Es decir, si será apta para mayores de 18, de 13, todos los públicos o lo que toque. 

Analizando los desnudos, la sensualidad, el vocabulario, los insultos, las drogas, el alcohol o la violencia, adjudicarán la calificación pertinente a cada film.

Obviamente, en esta amalgama de términos a evaluar, se incluye el nivel de terror que produce la película. De ahí que la mayoría de cintas del género, estén calificadas para mayores de 18. 

ADEMÁS: 9 escenas terroríficas de Stephen King que siguen causando traumas

No obstante, como todo en la vida, ni la MPAA ni la CARA son perfectas. Y esto se demuestra en que algunas de las películas de miedo más terroríficas de los últimos tiempos, no recibieron el R-Rated, es decir, para mayores de edad. Eso quiere decir que un niño de 14 años podría entrar a verla y quedar traumatizado para siempre. 

Pues ha pasado. Y en múltiples ocasiones. Y en cintas con un éxito recaudador tremendo que, seguramente, ha tenido a menores de 18 años en sus salas. 

ADEMÁS: 10 películas de terror eróticas (porque el miedo puede ser sexy)

¿Cómo se colaron estas cintas por debajo del +18? Nadie lo sabe. ¿Influencias? ¿Error de cálculo? ¿La MPAA y la CARA no las vieron? Vaya usted a saber. Lo cierto es que estas películas de miedo evitaron el +18 y aún no sabemos cómo. 

Fotos: iMDb

Ver resumen Ocultar resumen

Dejando secuelas a varias generaciones

Ver resumen Ocultar resumen

Se ha convertido Santiago Segura en el cineasta favorito de la derecha patria bien sea porque Torrente no era tanto una parodia como una subrepticia exaltación de lo reaccionario o quizás porque últimamente se ha abonado el actor y director a un discurso muy del gusto de quienes quieren derrocar el Frente Popular de Sánchez e Iglesias, de Carmen Calvo y Yolanda Díaz, de Irene Montero y Nadia Calviño.

Ver resumen Ocultar resumen

La secuencia Habeas Corpus es de lo mejor que se ha vitalizado esta semana. Ciudadana contra agente del orden por su derecho a ir sin mascarilla, confrontación verbal entre ambas partes y, al final, la ciudadana que sale por peteneras repitiendo como una letanía “Habeas Corpus ¡ya!”. Casi está a la altura del famoso “Queremos ir a misa”.

¿No lo han visto ustedes?

Eso no puede ser.

Páginas