Pedro Sánchez a Ana Rosa Quintana: "No conozco a Errejón"

Entendemos que el presidente del Gobierno ha querido decir que no le conoce personalmente, que no ha cenado con él, pero sí sabe de su existencia. Hablamos, claro, de Íñigo Errejón, a quien Pedro Sánchez en anteriores entrevistas televisivas veía "interesante". Ahora ya no le interesa tanto. Al menos esa es la impresión que ha dado en la entrevista que Ana Rosa Quintana le ha hecho en su programa.

El caso es que Ana Rosa Quintana le ha preguntado a Pedro Sánchez sobre Íñigo Errejón y le ha comentado que es teoría extendida que la irrupción de Más País forma parte de una operación de Moncloa para debilitar a Unidas Podemos. Lo cual ha dejado a Sánchez algo descolocado.

En una especie de titubeo ha musitado el presidente del Gobierno: "Pero... si yo no conozco a Íñigo Errejón".

Y luego ha repetido su argumentario de los últimos días contra "la ensalada de partidos" y la necesidad de volver a los viejos buenos tiempos del bipartidismo.

(Puedes ver el momento pinchando en la imagen).

pedro-sanchez-a-punto-de-contestar-a-ana-rosa

También ha dicho Pedro Sánchez que los votos no son de ningún partido sino de los ciudadanos. Que parece casi una frase de Forrest Gump pero no, es del presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE.

Bueno, que Ana Rosa Quintana, con su infatigable desparpajo, ha vuelto a pillar en fuera de juego a su entrevistado político. Como debe ser. La verdad es que ella no falla.

Y la televisión tomada por la clase política en general, de un programa a otro, de Espejo Público a Todo es mentira pasando por El Hormiguero. Vaya campaña. Y encima para nada porque (últimamente es así) los políticos hunden la audiencia. Pero bueno, oye. Todo sea por España y porque el país se desbloquee de una santa vez.

ADEMÁS: El zasca de Quique Peinado a Íñigo Errejón

Ver resumen Ocultar resumen

El conocido pin parental de VOX sigue llenando horas y horas de tertulias políticas. Lo hace también en Twitter (los que apuestan por el sí y los que lo hacen por el no hacia el veto parental del partido de ultraderecha protagonizan más de un intenso debate tuitero) y hay quien, incluso, va más allá pidiendo un nuevo pin, en este caso, no para los padres, sino para los hijos.

Páginas