Pedir a Deliveroo le sale muy caro a Santiago Segura

Santiago Segura nunca pensó que pedir comida a domicilio le iba a salir tan caro

Un sencillo post en Instagram, con una bolsa de Deliveroo, le ha costado al actor y director un aluvión de críticas tremendo. 

"Hoy sin ganas de salir, ni de hacer comida, he pedido a Deliveroo y me ha sorprendido positivamente la velocidad y eficacia del servicio (acostumbrado a la irregularidad de Glovo). Imagino que será como Cabify y Uber, que a veces te va bien y a veces no tanto, pero yo de momento...". 

Las críticas al post de Santiago Segura le han increpado por utilizar el servicio de una compañía cuyas condiciones laborales han sido puestas en cuestión por la propia Tesorería de la Seguridad Social. 

ADEMÁS: La petición de Santiago Segura a Pablo Motos: "Que Marta Hazas me dé un masajito"

Y es que Deliveroo ha sido llevada a juicio por la Inspección de Trabajo, por considerar que sus repartidores han estado desempeñando sus funciones como falsos autónomos. 

Estas condiciones han llevado a mucha gente a hacer boicot a la compañía, difundirlo en redes sociales y, como es el caso, criticar a quienes siguen utilizando Deliveroo. 

"Fomentando la precariedad labora y las multinacionales con sedes en paraísos fiscales. Luego quieren subvenciones para el cine y el teatro. Así nos va", ha sido uno de los comentarios más aplaudidos. 

Eso sí, no todos los comentarios son despectivos o en contra de Santiago Segura. Igual que ha recibido muchos palos por pedir a Deliveroo, hay quienes han salido en su defensa. 

ADEMÁS: Pablo Iglesias se suma a las críticas a 'Juego de Tronos'

"Si critican eso, me imagino no estarán escribiendo de un smartphone ensamblado por chinos desnutridos y sin dormir. Y para qué hablar del tema del coltán. No sean huevones, por favor. Santiago Segura pidió un delivery y listo. Tampoco es el Mesías".

En redes sociales, como las opiniones y los traseros, cada uno tiene el suyo. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Sea usted de Filmin para esto. La plataforma de streaming donde se refugia la cinefilía más recalcitrante a ver películas en blanco y negro, V.O. y de lugares remotísimos resulta que ha anunciado una sorprendente incorporación a su catálogo. Filmin ha dado la bienvenida a Torrente (el poli facha y zafio creado por Santiago Segura) y se ha montado la marimorena. Se han desatado las quejas y ha habido quien ha amenazado con darse de baja de Filmin.

Menuda discusión se ha desatado en Twitter.

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando vuelva el cine y el teatro habrá que adaptarse a nuevos usos en tiempos de pandemia durmiente y dejar que corra el aire. O tal vez (al paso que vamos y tal y como hemos tomado al asalto las terrazas en las ciudades, como si aquí no hubiera pasado nada) volveremos a amontonarnos en las salas y a tosernos en las palomitas unas a otros y otros a una. Esperemos que esto último sí que no. Sea como fuere, ya hay teatros y cines que están tomando medidas. Tendrán que abrir con su aforo limitado y normas de separación.

Páginas