Patricia Arquette y Björk acusan a otros dos directores de acoso sexual

El terremoto Harvey Weinstein ha abierto la Caja de Pandora en Hollywood. Durante décadas, actrices y empleadas han callado los abusos a los que se han visto sometidas. Las revelaciones hechas por The New York Times, sobre el productor y sus deleznables prácticas durante décadas, han hecho que otras mujeres pierdan el miedo a alzar la voz. 

Una de ellas ha sido Patricia Arquette. La oscarizada actriz ya alzó la voz en su discurso post Oscar, contra el machismo en la industria. Este alegato le costó, según ella misma reconoció, ser vetada en muchos proyectos de la industria. 

A pesar de ello, en esta ocasión no ha dudado en cargar contra otro de los grandes de Hollywood: Oliver Stone. El director de joyas como Platoon o Asesinos Natos, se habría sobrepasado con Patricia Arquette, según ha contado la propia actriz en Twitter, allá por 1994. 

ADEMÁS: Hollywood contra las mujeres: el lado oscuro de la industria

"Hace años, Oliver Stone me pidió hacer una película. Hablamos del material que era muy sexual. La reunión fue muy profesional", comienza Patricia Arquette su relato. 

Según cuenta la actriz, el director le envió flores y le invitó a la premiere de Asesinos Natos, algo que pareció extraño a Patricia Arquette. Por tal motivo, como ella misma explica, "le pedí a mi novio que me acompañara". Cuando apareció con él en la presentación, Oliver Stone le pidió explicaciones. "¿Por qué le has traído?"

ADEMÁS: Courtney Love ya avisó de Harvey Weinstein en 2005 (y nadie le escuchó)

La respuesta de Patricia Arquette fue de lo más lógica: "¿Es un problema? No debería serlo, Oliver. Piénsalo". Pero sí lo fue. Patricia Arquette no volvió a saber nada de la película. "Lo que intento demostrar es el terreno complicado e incierto en que las mujeres nos movemos en la industria del entretenimiento". 

oliver-stone-dejo-esta-imagen-deleznable-junto-a-salma-hayek

Por desgracia para Oliver Stone, las acusaciones de Patricia Arquette llegan tras su bochornoso incidente con Salma Hayek, en la presentación de Salvajes. En plena alfombra roja, el cineasta no se pudo contener e intentó tocar los pechos a la actriz, lo que fue duramente criticado por los medios allí presentes. Era el año 2012.

Björk y el director danés

Por su parte, Björk ha sido algo más discreta en la acusación, pues no ha dicho el nombre del director que la acosó, pero sí ha confirmado que es danés, lo que reduce sobremanera las opciones. Más aún cuando habla de su debut en cine, el cual se produjo de mano de Lars Von Trier en Bailar en la oscuridad. Casualmente, el director es danés. 

ADEMÁS: Lena Dunham contra el "depredador" Harvey Weinstein y el "silencio de los hombres" en Hollywood

La cantante y actriz, a través de un escrito en Facebook, habla de cómo nada más llegar al mundo del cine, "me quedó inmediatamente claro que la humillación y el acoso eran cuestiones reglamentarias con las mujeres. Me di cuenta que es algo universal que un director pueda tocar y acosar a sus actrices". 

No queda ahí la cosa. Björk afirma que cuando ésta rechazó al director danés, "fui castigada y silenciada", a lo que sumó "una red ilusoria" en torno a su persona, que la hizo quedar como una trabajadora "problemática". 

Fotos: Cordon Press

Ver resumen Ocultar resumen

Primer adelanto de la esperada Hogar, nueva película protagonizada por Mario Casas y Javier Gutiérrez, que llegará el próximo 25 de marzo de la mano de Netflix. Tras su paso por el Festival de Cine de Málaga de este 2020, la película de Álex y David Pastor (directores de Los últimos días, aquella película apocalíptica protagonizada por Quim Gutiérrez y José Coronado en 2013), calienta motores de cara a su estreno a través de la conocida plataforma de streaming.

Ver resumen Ocultar resumen

Inspirada de la novela de Yamisna Khadra (autor masculino argelino que compuso su nombre artístico con el nombre de su mujer y el apellido de su madre), esta historia relata el infierno de la guerra y, en particular, el que vivieron las mujeres víctimas de los talibanes en el Kabul del verano de 1998. La elección de la animación para contarla combina realismo y pudor, y permite al espectador imaginar lo que está sugerido.

Ver resumen Ocultar resumen

Como sucede casi siempre con una película exitosa, hay quien busca la trampa o el truco como si fuera un espectáculo de magia. Sucedió con La forma del agua y ahora con Parásitos. Acusación: plagio.

Páginas