Vis a Vis 1X08: Los Ferreiro ya están dispuestos a todo

El intento de huida de la cárcel de Zulema, que fue abortado por los Ferreiro, centró el anterior episodio de Vis a Vis. Ella que se las prometía muy felices, que esperaba que su amado Egipcio interceptara la ambulancia y la liberara tuvo que enfrentarse a la cruda realidad.

Leopoldo y Román habían dado con su novio y lo secuestraron. De esta forma, el plan pergeñado por ellos se venía abajo. Ahora, eso sí el padre y hermano de Macarena no iban a tener fácil que todo continuara por el camino que hubieran deseado.

La primera gran dificultad es el ictus que sufre Leopoldo y que le impide poder seguir liderando él la estrategia que iban a seguir para encontrar los nueve millones. Ahora quien tiene que hacerlo es Román, que hasta el momento se ha mostrado más como alguien temeroso que como un hombre capaz de enfrentarse a un sádico asesino, como es el egipcio.

Todo se complica, además, cuando presa de los nervios y su inseguridad acaba disparando en la pierna al delincuente. Primero tiene que llevar a su padre al hospital y después solucionar todo el embrollo con el egipcio. Un papelón el que tiene encima.

Macarena vuelve a meterse en un lío en la cárcel

Y quien sigue la senda de meterse en líos es su hermana Macarena, que ahora ya no cuenta con el apoyo de Fabio que cree que es una mentirosa compulsiva, y se enfrenta a una bronca con Saray.  Acaba rompiendo de un sillazo la televisión. El problema es que las chicas querían ver Pretty Woman y ahora no lo van a poder hacer.

Lo que sería una tontería en el mundo real, dentro de los barrotes de Cruz del Sur se puede convertir en un problema muy grave para Macarena. Y es que si no soluciona el asunto de la televisión va a tener demasiadas enemigas en la cárcel. Y ahora no puede acudir a la ayuda de su familia que anda inmersa en una pelea difícil.

Sobre todo su hermano Román, que decide que ha de solucionar él solo el asunto. Lo primordial es frenar le hemorragia del egipcio, pero no puede ir a un hospital. Así que corre hacia su casa para intentar hacer algo para lo que no está preparado, pero no tiene más salida.

Todo se va a complicar más con la visita del comisario Castillo, que gracias a una llamada de Zulema al móvil del egipcio (que tiene entre sus pertenencias Leopoldo) acaba haciendo que el policía vuelva a relacionar otra vez a los Ferreiro con el egipcio.

Los Ferreiro son indestructibles

Así que acude a casa de la familia de Macarena justo cuando Román intenta extraerle la bala. No le queda más remedio que atenderle, y allí aparece también su madre que accede amablemente al interrogatorio.

En medio de él, Castillo le pide que lleve las armas de Leopoldo y es ahí cuando todo va a cambiar de ahí en adelante. Encarna ve en su sótano al egipcio desangrándose y en lugar de gritar vuelve a subir tranquila al salón. Ese puede ser el momento en el que todo haya cambiado. Los Ferreiro han pasado de ser gente con una vida tranquila y cómoda a ser capaces de hacer todo lo que sea por proteger a uno de los suyos.

Y lo seguirán haciendo, más ahora cuando Macarena necesite ayuda a sobreponerse a la paliza que le dan por culpa de la dichosa tele. Lo que no saben todos los que se metan con los Ferreiro es que están dispuesto a todo para protegerse entre ellos. 

Fotos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Debía haberse estrenado en mayo

Ver resumen Ocultar resumen

Llegó el día. 

El Ministerio del Tiempo terminó y lo hizo con su esperada, aplaudida y redonda cuarta temporada. 

Javier Olivares y compañía han regalado al mundo una de las mejores series españolas de la historia. Y eso es mucho decir. 

Ahora, más allá de la calidad de la serie, de sus actuaciones, de sus guiños históricos y de sus tramas, el último capítulo de El Ministerio del Tiempo, titulado Días del futuro pasado, nos ha dejado una advertencia: Bertín Osborne, presidente de España en 2028. 

Páginas