Velvet 3x09: Alberto se queda sin Ana y sin su hijo y decide irse

Después de aparecer en prensa de mala manera y del desplante que le hizo el público a Ana mientras presentaba su colección, ella se encuentra hundida. No quiere ni comer, ni trabajar, ni siquiera salir de su habitación. Entonces Don Emilio intenta animarla, pero no hay manera.

El tío de Ana habla con Alberto y es él el que acude al dormitorio de su amada. Lo de anoche fue injusto Ana. Y: Conmigo no tienes que hacerte la dura, le dice. Mientras ella le responde: quiero estar sola.

Mientras los periodistas no parar de llamar al teléfono de las Galerías para hablar con Alberto. Es Mateo el que tiene que capear con ellos y colgarles educadamente.

Alberto, Cristina y el bebé

Después va Alberto a hablar con Cristina y se monta entre ellos la de Dios. ¿Estás orgullosa?. No te valía con vernos separados; tenías que arruinar la colección. Y: Mi relación con Ana es lo más bonito que me ha pasado en la vida.

Ella responde llamando a Ana fulana y señalando: me has mentido y me has engañado con dos mujeres. Eres un hijo de puta, un miserable. Me has arruinado la vida.

Y, cuando todo parecía acabar, Cristina, empieza a sangrar. ¡Parece que su embarazo peligra!.

Alberto descubre, mientras está muy preocupado por el bebé, que en realidad no es su hijo.

Alberto preocupado por su futuro hijo lleva corriendo a Cristina al hospital para enterarse allí de que su exmujer está embarazada de tan sólo tres meses con lo que descubre que, entonces, el bebé no es suyo porque él lleva muchísimo más tiempo sin estar con Cristina.

El protagonista de Velvet se lo hace así saber a Cristina. Ella le reprende (al más puro estilo Muchachito Bombo Infierno) diciendo: ¡Ojalá no te hubiera conocido nunca!. Y él se va al grito de: ¡Ojalá no te hubiera conocido yo a ti!.

Patricia, Rita, Clara y Lucía

Patricia prepara su boda con Valentín. Hasta aquí todo perfecto, pero llega su suegra metemeentodo para intentar ser ella la que decida cómo serán todos los detalles de la boda y hasta el vestido de novia. Tanto se niega la rubísima Márquez a aceptar todo esto que hasta sigue acostándose con Jonás. Lo que no sabe es que alguien les está espiando y haciéndoles fotos.

Parece que el calentón Patricia-Jonás traerá lío porque están siendo fotografiados.

Por su parte Rita le confiesa a su hermana Clara que está intentando quedarse embarazada con su maridito Pedro.

Clara, por su parte, tiene que ir a su pueblo al funeral de un familiar que acaba de fallecer y, en su ausencia, Mateo queda con su antigua amiga, Michelle. Entre ellos no pasa nada aunque la chica lo intenta.

La joven Lucía se encuentra cada vez más feliz y más integrada en el taller de las Galerías.

Alberto se va de Velvet

Alberto habla por teléfono con el Señor Enzo Cafiero quien no solo quiere comprarle al señor Márquez toda la colección de Philippe Ray sino que quiere comprar Velvet. Alberto responde que se lo pensará pero sólo tiene un plazo de tres días.

Ana vuelve a trabajar de costurera, en vez de de diseñadora, por empeño propio.

No se sabe si de verdad está Alberto despidiéndose de Ana para siempre.

Después Alberto y Ana se reencuentran en la azotea y él le dice: vas a conseguir todos tus sueños, estoy seguro. Y, parece ser que esto es una despedida porque el mismo Alberto le confiesa a Mateo: me marcho. Me voy de las Galerías para siempre.

Mientras aparece en los diarios una nueva exclusiva: ¡el engaño de Cristina!. Pedro y Rita lo ven y la chica corre a enseñárselo a Ana.

¡Extra extra!.

El décimo capítulo nos traerá, seguro, nuevas historias y nos dirá si Alberto hace o no finalmente la maleta. Será el próximo jueves en Antena 3.

 

Fotos: A3Media y Twitter,

 

Ver resumen Ocultar resumen

La nueva compañía producirá contenido para Movistar+, Atresmedia y terceros operadores

Ver resumen Ocultar resumen

Late Motiv y United Unknown han creado este spinoff

Ver resumen Ocultar resumen

Homenaje a una canción que ha resurgido como nuevo himno insurreccional. La casa de papel ha convertido este vieja pieza partisana en fenómeno global. Y, sí, más allá de su belleza musical, es una canción de alto voltaje izquierdista.

Por mucho que Santi Abascal la pinchara en su celebrada sesión de DJ en el antiguo Pachá cuando convocó a la juventud rojigualda a Cañas por España y acudió allí la mismísima Victoria Federica, hermana de Froilán.

Páginas