Tienen la misma edad, aunque no te lo creas

Hay veces que es una cuestión de genética, otra por la vida que se ha llevado (ya se sabe que los excesos se pagan o eso dicen); o tal vez sea por que uno se cuida más que otro; pero sea por lo que sea no deja de sorprender que haya personas que habiendo nacido en el mismo año parezcan casi de décadas diferentes. 

Preguntar la edad, sobre todo si es a una mujer, se entiende como un gesto de descortersía; pero en el caso de algunas celebridades se antoja imposible no hacerlo para salir de dudas. 

Un ejemplo de dos actores que comparten año en el que vinieron al mundo son Russell Crowe y Keanu Reeves. El actor australiano es algunos meses mayor; de hecho él ya ha cumplido los 51 años y a Reeves le faltan algunos días para hacerlo. Pero viendo fotografías de ambos tendrían que mostrar las partidas de nacimiento para que se confirmara del todo. 

En el mundo del deporte también hay algún caso similar. O si no sólo hay que confrontar las instantáneas del internacional holandés Arjen Robben y la del jugador del Atlético de Madrid Fernando Torres (que aún responde al nombre de El Niño). Los dos han cumplido este años los 31, pero es cierto que le neerlandés parece m´sa un tipo de cuarenta que un treintañero. 

La diferencia salta a la vista

En el lado de las chicas también hay casos similares como podría ser la comparación entre Lindsay Lohan y Megan Fox. Las dos tienen 28 años,pero en el caso de Megan tiene una imagen mucho más juvenil que la de la polémica actriz. Quizá el estar tantos años delante de los focos (no hay que olvidar que fue una niña prodigio) le ha desmejorado. 

Otra pareja de actrices que comparten año de nacimiento son Salma Hayek y Helena Bonham Carter. En este caso, quien tiene todos los visos de pasar por más joven es la actriiz mejicana.  

Otro caso de dos celebridades que comparten edad y que no tiene aspecto de hacerlo son Eddy Murphy y Forest Whitaker. Los dos tienen 54 años, aunque en el caso del actor que fue superdetective en Hollywood los lleva mejor. 

Algo similar podría decirse de Andrew Lincoln y Jim Parsons(42 años) Tal vez sea por que le dieron calabzas en Love Actually o quizá por que sobrevivir a un holocasuto zombie envejece, pero es cierto que se le ve más mayor que a nuestro querido Sheldon Cooper.

Algunos aparentan muy poco

Misma comparación que los actores Jhon Cho y Dwane Johnson (The rock) que han soplado los dos 43 velas, pero que no lo parece sobre todo por el caso del actor de origen asiático, que tiene un aspecto casi de chaval de 20 años. 

Aunque puesto a comparar a dos celebridades que tienen la misma edad y que choca muchísimo saberlo, habría que hablar de Brad Pitt y QuentinTarantino, Sí, ambos tienen ahora 52 años y el segundo los aparenta mucho más; e incluso se le podría añadir alguno. 

Pero para shock al comparar y ver que tienen la misma edad es saber que Rihanna y Adele cumplen en este año los 27. En el caso de la cantante de Barbados los aparenta, pero en el de la británica muchos apostarían a que cumplió los 30 ya.

Fotos. Gtres. redes sociales.

 

Ver resumen Ocultar resumen

Están todos los nombres que componen el dream team de la derecha mediática española más recalcitrante, como un Escuadrón Suicida con Javier Cárdenas a la cabeza y detrás desde Javier Negre y Cristina Seguí hasta Albert Castillón, Carlos Cuesta, Alfonso Rojo o el mismísimo Juan Carlos Girauta.

Ver resumen Ocultar resumen

Dice un sacerdote de Rhode Island, Estados Unidos, que el aborto es "una matanza de niños inocentes" y que es incluso peor que la pedofilia. Según el reverendo Richard Bucci de la Iglesia Sagrado Corazón, la pedofilia "no mata a nadie" y el aborto, por contra, "sí"

"Esto no quiere decir que el abuso no sea algo horrible", matiza el sacerdote en una entrevista concedida a NBC WJAR. Sin embargo, a su juicio, la decisión de abortar es peor que la de abusar de menores.

Ver resumen Ocultar resumen

Vaya por delante un punto importante del penalti de José Luis Martínez Almeida. 

Con el reglamento en la mano, el lanzamiento no habría sido gol, pues una vez lanzado el penalti, nadie puede tocar el balón hasta que éste no es parado por el portero o rebota en algún poste o larguero. 

Es decir, el penalti que tiró el alcalde de Madrid debió ser anulado

Páginas