The Walking Dead 5x16: Y Rick se hizo con el control de Alexandria

AMC - Domingo a las 22:00

Espectacular con todas las letras el final de la quinta temporada de The Walking Dead. No sólo la season finale, con 104 minutos de auténtico espectáculo televisivo, sino la última tanda de ocho capítulos, en los que la serie ha bajado el ritmo para hablar de lo humano, de lo divino y de lo no muerto, para coger impulso de cara a la nueva temporada. 

Y es que, como es habitual en la serie de AMC, han terminado la temporada, dejando preparada la siguiente. Con dos psicópatas sueltos que matan a humanos para tener su propio ejército zombie. Dos asesinos a los que Morgan pudo matar, pero prefirió dejar escapar. Una pena. Eso sí, al menos justificamos por fin la aparición del primer amigo de Rick. Quien se ha pasado toda una temporada deambulando de aquí para allá. 

Y hablando de Rick, todo apunta a que en la sexta temporada habrá que empezar a llamarle de usted. Su crecimiento en la serie ha sido brutal. Su lado humano se complemente a la perfección con su lado ejecutor y se ha convertido en el líder perfecto. Un líder que se ha merendado a Deanna y su utópica comunidad sin problemas. 

Por desgracia para ella, darse cuenta de ello le ha costado perder a su marido, quien muere a manos de Pete, el marido maltratador. Es lo que tiene dar la espalda a los problemas, senadora. Esperemos que haya aprendido. Y eso que Rick decidió llegar tarde a su juicio, para cazar a los tres zombies que se colaron en Alexandria. Bendito señor Grimes. 

Gabriel, el ángel caído

Y lo mejor (o lo peor) es que estos caminantes se colaron por culpa de Gabriel. Sí, el cura sigue sin saber qué hacer, y mientras no deja de meter la pata. Primer delató a sus amigos, luego intentó suicidarse (sin éxito, por desgracia para millones de fans) y, por último, tras dejar la puerta abierta, intentó matar a Sasha. Se ha lucido el padre esta temporada.

Maggie, Sasha y Gabriel acabaron rezando el capítulo

Esperemos que espabile porque si no, está destinado a terminar con una W en la cabeza. Sí, la misma con la que los psicópatas marcan a sus víctimas. Dos jóvenes que, a pesar de no haberse dicho, apuntan a ser los desterrados por Aaron de Alexandria. Será complicados darles caza. 

Daryl, Aaron... ¡y Morgan!

Aunque teniendo a Daryl, el Rastreador, todo es más fácil. Todo menos salir de un coche rodeado de zombies. Así se encontraron Daryl y Aaron, reclutadores SA. Cayeron en una trampa y por momentos se dieron por muertos. Por suerte, allí apareció Morgan, el ninja afroamericano, repartiendo palos (nunca mejor dicho) y salvando la vida a la pareja de expedicionarios. 

Como era de esperar, Morgan se va con ellos a Alexandria donde se reencuenta con Rick, segundos después de ejecutar a Pete a sangre fría. Sí, su amigo Rick parecía haber olvidado eso de cada vida cuenta. Curioso reencuentro. Está por ver cómo encajan a Morgan, un solitario, en una comunidad. 

Glenn, siempre Glenn

¿Y qué pasa con Glenn? Pues pasa que un cobarde ha estado a punto de liársela. Dos veces. El traidor de Nicholas le disparó a por la espalda en el bosque pero Glenn consiguió escapar y quitarle el arma pero no tuvo arrestos para dispararle. A pesar de que millones de personas le gritaran que lo hiciera desde casa. Este Glenn vale millones. 

Glenn dejó a Nick con vida, para decepción de sus millones de fans

Como también los vale Maggie, quien intentó convencer a todo el mundo de que no echaran a Rick. Algo que tambié hizo Carol, pero con menos diplomacia. Mientras, Michone, minutos antes del juicio, dejó claro a Rick que ella ha estado, está y estará siempre de su lado. El equipo Michone/Grimes sigue creciendo y no son pocas las voces que apuntan a un posible romance. Los hijos que nacerían de esta pareja serían más fuertes que el vinagre. 

Resumiendo, la temporada ha terminado y lo ha hecho de forma sublime. Vale que no ha habido muertes traumáticas en la season finale. Ya las hubo en su día (recordad a Beth o Tyresse). Pero la serie ha probado otra forma de contar las cosas y ha acertado de pleno. Su visión introspectiva de los personajes, centrarse en sus sentimientos, en sus anhelos, en sus frustraciones, ha sido todo un acierto.

Está por ver el tono de la próxima temporada. Para ella aún quedan siete meses. Por suerte, podremos quitarnos el mono en verano, con el spin off de la serie

Récord de audiencia

Como siempre ha ocurrido con The Walking Dead, las opiniones sobre lo que pasa en la misma son de todo tipo. Más aún cuando toca terminar una temporada. Eso sí, con datos en la mano, objetivamente, la quinta entrega de la serie de AMC ha sido la mejor. Con 14,4 millones de espectadores de media, ha subido un millón respecto a la anterior. 

Además, la season finales, con 15,8 millones de espectadores, también se convierte en la más vista de la historia de la serie. Eso sí, lejos de los 17,29 millones de personas que vieron el arranque de esta última temporada. 

Morgan acaba de llegar a Alexandria y ya ha hecho un amiguito

Pero lo mejor para AMC es que el rating del capítulo, para la franja de 18 a 49 años (la que importa en USA) alcanzó 8,2 puntos. Unos datos que apenas Empire Navy pueden rozar. ¿Esto qué quiere decir? Además de que The Walking Dead es todo un caramelo para anunciantes, que vamos a tener Rick Grimes y compañía para rato. 

Y es que, visto lo visto, la serie está lejos de tocar techo. Calidad, espectadores y fans siguen creciendo año tras año, por lo que el apocalipsis apunta al largo plazo. Malas noticias para los protagonistas que, poco a poco, irán cayendo como ya lo hicieron Lori, Hershel, incluso El Gobernador. ¿Quién será el elegido? Está por ver. Glenn ha estado muy cerca esta vez. Eso sí, al menos y tras el susto, volveremos a verle en otoño. Y sí, ojalá este acompañado de Bill Murray

Fotos: AMC

Ver resumen Ocultar resumen

Ha llegado Modern Love a Amazon PrimeO la reinvención de la comedia romántica como género cinematográfico en forma de serie. En el reparto, Anne Hathaway, Andy García, Dev Patel, Tina Fey, Catherine Keener y Julia Garner (entre otros muchísimos nombres reconocibles).

Modern Love es una serie basada en la columna del New York Times que te hará reir y llorar.

Páginas