Supervivientes: Christopher Mateo, el artista, gana la final a Nacho Vidal

Cuatro

Ni Chabelita, ni Nacho Vidal, ni Fortu,  ni Shuhaila... Al final, tras tres meses en Honduras y muchas penurias, Christopher Mateo, el artista de la familia, se impuso en la edición 2015 de Supervivientes. 

El concursante más joven de la edición, el millonetis de palo (como le llamó Lucía), el niño de papá (como se llamó a sí mismo), el hermano del tróspido Rafa e hijo de la creadora del mamagacho, María Luisa, se lleva a su casa 200.000 euros y, sobre todo, el reconocimiento de millones de personas que, con el paso de las semanas, han descubierto al auténtico Christopher. Luchador, simpático, divertido, compañero y, eso sí, siempre presumido. Un fenómeno. 

El artista de la familia ha acabado manteado y fundido en un eterno abrazo con su hermano Rafa, otro de sus grandes valedores en plató, junto a María Luisa. La madre de Christopher ha sufrido este jueves más que en el parto, tal y como ha confesado. No es para menos. A cinco minutos de cerrar el televoto, los porcentajes iban 50,8 a 49,2%. Infartantes momentos en una final imposible de pronosticar. 

Eso sí, valga decir que Nacho Vidal no ganó pero se alegró como el que más. La versión de las últimas semanas del actor porno, la que surgió tras la visita de su esposa, Franceska Jaimes, es la que le ha llevado a la final. Ha sacado su lado gamberro, bromista, compañero y amigo y ha recuperado al público, hasta el punto de casi llevarse la victoria. Pero el huracán Christopher se lo ha impedido. Aún así, gran concurso el que ha hecho Nacho Vidal.

El adiós de Rafi

Como gran concurso ha hecho Rafi Camino, el primero de los cuatro finalistas eliminado. De hecho, al torero no le ha dado ni tiempo a bajarse del helicóptero, cuando le han dicho que era Rubén quien se salvaba. Agradecido, sin renconres y siempre con su habitual buen rollo, el ex torero ha confesado a Jorge Javier que todos han hecho trampillas, pero pequeñas. También ha confesado que se va sin malos rollos y que está deseando afeitarse. 

Eso sí, como era casi obligatorio, Rafi Camino ha recordado su relación con Samantha Fox en pleno apogeo del sex symbol de varias generaciones. Fue en 1990, cuando Rafi tenía 21 años y ella 24. Se conocieron en el hotel en el que Rafi trabajaba y se entendían en mi perfecto inglés, bromeaba el ex torero. Ojo que, tras perder una pasada de kilos, el conquistador de los 90 puede estar de vuelta

Quién quiera el Míster Universo que vaya a buscarlo

Tras Rafi Camino, y también sorprendiendo a todo el mundo, se ha quedado Rubén. El militar ha sido uno de los concursantes más estables y coherentes de la edición, quien además ha tenido el hándicap de la quemadura en la mano. A pesar de todo, ha llegado donde ni él mismo esperaba. De hecho, una mala jugada en los trapecios de Estallido, la gymkhana que supuso la primera prueba de los tres finalistas, le privó de luchar por la final. 

Rubén ha asegurado estar orgulloso de su paso por el programa, ha dicho que no volvería a compartir isla con Labrador porque es muy egocéntrico y que pensaba que no era tan llorón. Además, ha recalcado que lo más duro de la isla es el aspecto psicológico, mucho más que el físico. La escasez de comida o tener que tirar de los compañeros ha sido duro en muchas ocasiones. 

Por último, y ante las burlas de algunos compañeros sobre su título de Míster Universo (sí, lo es, aunque con barba no lo parezca), ha respondido a lo torero: yo soy el primero que se ríe de sí mismo pero el título está ahí y quien lo quiera que vaya a buscarlo. 

200.000 euros

Así las cosas, y con Nacho Vidal y Christopher esperando a que se cerrara el televoto, Jorge Javier aprovechó para una ronda rápida de preguntas a los dos finalistas. Ronda que empezó con Nacho asegurando que Fortu había sido su mejor compañero de aventuras, pero también el que peor se lo había hecho pasar. A pesar de ello, me habría gustado llegar a la final con él. Pero el asunto de Colombia ha dejado muy tocada la relación de los otrora amigos. 

Mientras, Christopher se quedaba con su hermano Rubén y deshechaba los malos rollos en general, esos que llevaron a la isla Lucía, Suhaila o Fortu en diferentes momentos de la convivencia. Además, ha afirmado que no tiene complejo alguno con su cuerpo, pero que no se quitaba el chaleco por una promesa. También ha confirmado que no se acercó a Chabelita por interés, sino por cariño y amor como compañera. 

Una Chabelita quien, tras su brutal entrevista de la gala anterior, reconocía que aún no había hablado con su madre, pues sólo tiene una llamada al día y estaba esperando. Es decir, tres días después, aún no había contactado con ella. Con quien sí había hablado y aclarado cosas era con Alejandro. Está todo arreglado pero tenía que haber venido a buscarme. 

Que no se despiste mucho Alejandro que ahora Christopher, además de un pelo perfecto, va a tener 200.000 euros, el collar de ganador de Supervivientes, y el brillo de una estrella en ciernes. Un merecido ganador que ha demostrado en Honduras lo que ya se atisbaba en ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, que no sólo es el artista de la familia, ahora también es el artista de Honduras. Enhorabuena. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Los sentimientos han aflorado casi como si ya fuera primavera en el plató de Mujeres y Hombres y Viceversa. Una cita, que iba a dar mucho que hablar, quedaba pendiente de ser comentada. Y sí que iba a tener cosas que contar. El encuentro entre Steisy y su principal favorito, Dosel iba a traer cola.

Ver resumen Ocultar resumen

El día ha estado marcado por los besos y los ránkings en Mujeres y Hombres y Viceversa. Steisy, que está acostumbrado a besar cuando a ella le apetece, y muy bien que hace la tronista, se ha encontrado ya con reclamaciones de sus pretendientes.  En la última cita con el recién llegado Christian, también ha compartido besos, y Dosel que necesita saber que esos besos significan algo, pidió que la tronista desvelara sus preferencias.

Ver resumen Ocultar resumen

En el último programa de Mujeres y Hombre y Viceversa estalló el bombazo con el regreso de Anaís, la pretendiente de Iván que había abandonado el programa un tiempo atrás. Laura echó a correr, tiró las plumas que llevaba en la cabeza y gritó que se marchaba. Iván no podía permitir que su actual gran favorita se marchara de esa forma. Corrió tras ella y ahí se quedó el espectador. Sin saber si Laura se fue, como diría Nek, o volvió a ser parte de la vida del tronista canario.

Páginas