Sin Identidad 2X03: María desvela un nombre clave que Enrique usará

En la anterior entrega de Sin Identidad María ya comenzaba a moldear su plan de venganza pensado para hacer pagar a Enrique y a todos los que le hicieron daño.  Ya estaba dentro de la casa de su tía, cerca de él para vigilarle en sus movimientos y saber cuándo poder dañarle. El problema es que él sigue desconfiando de ella. Algo recíproco, pues María está dispuesta a dormir con un cuchillo entre las manos.

La rutina continúa en la casa de los Vergel hasta que en una madrugada Maria mientras está dormida ataca a su tío con una almohada intentando ahogarle y acabar con su vida. No es una pose, la chica que fue raptada si está dormida y tiene unos niveles tan altos de adrenalina que no controla su comportamiento. Un tremendo susto que Enrique está dispuesto a aprovechar a su favor.

La inducción al sueño de María puede ocasionar más de un problema

Para ello decide, junto con el resto de la familia que es buen momento para someter a María a una terapia del sueño, que haga que sus niveles de adrenalina desciendan y no repita comportamientos como el de esa noche.  El temor de María y Pablo es que ella pueda revelar algo que tiene que permanecer oculto. Como el hecho de que su amnesia es fingida.

Mientras, en la casa de los Vergel vienen las aguas revueltas sobre todo en el caso de Amparo que sigue temiendo que Enrique acabe deshaciéndose de ella. Sabe que no es de su agrado y que conoce demasiados secretos. De hecho, ella comienza a acercarse a María y le susurra algún secreto aunque no es del toda sincera y culpa a Curro de todos los males de María.

Amparo quiere su dinero

Pero el asunto que más está desestabilizando a Amparo es el hecho de que ve que no cuenta en la familia y que el dinero de los Vergel no lo va a ver. Y es que Enrique no está dispuesto  darle dinero a ella del beneficio de las vacunas vendidas. Por ello se inventa la excusa de que no hay  beneficios que repartir. De paso, le recuerda el acuerdo prematrimonial que firmó al casarse con Bruno. No verá dinero si él se cansa de ella. Así, la única alternativa que le queda es conseguir cambiar ese acuerdo. Sólo Bruno puede convencer a su padre.

Si bien, no le va a ser fácil. Enrique tiene un as en la manga y es ofrecerle su dinero a Bruno, pero a cambio tendrá que renunciar a su matrimonio. No parece que vaya a dudar. No deja de ser un Vergel.

Por otra parte, el plan de Enrique de obtener información del sueño de María sigue su curso. En un momento de complicidad entre ambos puede haber reconocido que finge la amnesia. Pablo lo teme. Y revisa la cinta de grabación. Todo parece correcto, pero se percata de que 8 minutos han desaparecido.

Y sí, en esos minutos censurados ha dicho algo que podría ser importante. Repite constantemente un nombre y un apellido: Mercedes Dantés. Aún no se sabe quién es, pero se antoja clave.

Fotos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Ni República Dominicana ni las costas portuguesas ni Londres ni Roma ni nada. O sí. Pero de otra manera. El caso es que Manuel Bartual, historietista y creador de relatos tuiteros de impacto, ha imaginado un destino diferente para el Rey Emérito. Y tiene una inspiración televisiva evidente. Claro. La casa de papel. Cómo no.

La verdad es que lo del rey Juan Carlos I saliendo de España por sorpresa ha dado para mucho chiste.

Salvo en el caso de la opinancia monárquica que está indignada.

Pero ese es su problema.

Ver resumen Ocultar resumen

Debía haberse estrenado en mayo

Páginas