Silencio, Hable con ella... Un repaso por la filmografía de Almodóvar

Hablar sobre la filmografía de Pedro Almodóvar puede llegar a abrumar. Estamos ante uno de los cineastas más importantes de la historia del cine español y uno de los más relevantes a nivel mundial de las últimas dos o tres décadas.  Son muchos los actores que han deseado y desean ser dirigidos por el manchego que cuenta ya con un estilo muy propio y personal.

Con Silencio Almodóvar llega a la veintena de obras al frente de la dirección. En este caso, el filme que aún se encuentra en pre producción y cuyo rodaje arranca el próximo 6 de mayo.

Regreso tras tres años

La película que será  un drama sombrío, en el cual prevalece el universo femenino tan presente en la trayectoria almodovariana. La historia es un viaje temporal desde los años ochenta hasta la actualidad.  Dos actrices podrán decir que se estrenan como chicas almodovar, puesto que tanto Emma Suárez como Adriana Ugarte nunca han estado a sus órdenes. Ambas darán vida al mismo personaje en dos etapas de su vida: la juventud y la madurez.

Silencio es el retorno del cineasta después de tres años cuando Los amantes pasajeros pasó sin mucho éxito por la taquilla española. En Francia, por el contrario sí recibió una mejor respuesta. Y es que en los últimos años los estrenos de Pedro han gozado, habitualmente, de más apoyo fuera de España que en territorio patrio.

Así películas como La piel que habito (su reencuentro con Antonio Banderas) o Los abrazos rotos estuvieron lejos del gran éxito de crítica y público que tuvo Todo Sobre mi madre. En ella Almodóvar quiso hacer un recuerdo hacia la figura de la madre en un amplio sentido. Su dirección le permitió alzarse con su primer premio Oscar en la categoría de mejor película de habla no inglesa.

Una comedia-drama inteligente que para muchos fue la última gran película del director. No opinó igual la Academia estadounidense que le premió con una nueva estatuilla; esta vez al mejor guion por su texto de Hable con ella.

Quizás fueron los años del mayor esplendor de Almodóvar. No había entrevista en la que cualquier actor norteamericano no dijera que estaba deseando trabajar con él. Tras la borrachera de éxito llegaron dos títulos que funcionaron bien, quizá arrastrados por la fama de los precedentes: La mala educación (crítica a la educación católica) y Volver con una Penélope Cruz mayúscula.

Almodóvar, oscarizado

Antes de tanto premio internacional Almodovar ya está confirmado como un grande del cine. La flor de mi secreto y Carne Trémula ya eran dos obras de un hombre consolidado. Quizás algo menos almodovarianas que Tacones lejanos, ¿Qué he hecho yo para merecer esto? o Mujeres al borde de un ataque de nervios. El trío de comedias con toques de drama por excelencia.

Quizás algo más olvidadas son Kika o ¡Átame! al igual que las ochenteras Entre Tinieblas y Matador. Entre medias de ellas sí que vio otro de los filmes fetiches suyos La Ley del deseo con Carmen Maura Y Banderas al frente (tal vez los actores a los que más partidos ha sacado Almodóvar). ¿Y quién iba a olvidar su debut en Pepi, Luci y Bom y otras chicas del montón? ¿Hay alguien que no recuerde aquella escena de Alaska? Puro Almodóvar.

Fotos: Imdb, Facebook, Twitter

 

Ver resumen Ocultar resumen

La actriz, de 'Terracitas' con Thais Villas

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido la estrella de este domingo en San Sebastián, el icono hollywoodiense con el que el festival ha demostrado que sigue convocando a los grandes nombres de la industria cinematográfica mundial.

Páginas