Series y películas infantiles que rozaban lo traumático

Ocurre con frecuencia que hay series y películas que presumiblemente están destinadas al público infantil, pero que nadie podria defenderlo con vehemencia, y más si ve algunas de las escenas que bien puede haber dejado traumatizados a muchos pequeños de distintas generaciones. 

Pasa desapercibido, pero hay niños que han visto intentos de secuestros, muertes de familiares de sus personajes favoritos; exclusión por el aspecto físico y todo eso envuelto en lo que se supone que es un programa infantil. 

Y si no que alguien explique que Los aurones no estaban hechos para atemorizar a los niños ante una posible invasión. Esos seres, encabezados por Gallofa y Poti poti con su celebérrimo 'ñam, ñam, Poti, Poti' tenían que resistir las embestidas de el rey Grog que pretendía arrebarles todo el oro que ellos tenían en su poblado. Era un trajín continuo.

Una generación traumatizada

Y para seres de un físico también que impactaba con solo verlos, eran esas marionetas que pululaban constantemente en la película Cristal Oscuro . Unos seres obra de Jim Henson, que tiene en su haber también la creación de The Muppets. Ver a Urskeks y Skekses daba un poco de miedo a más de uno de esos niños que se animaba a ver el filme. 

No se acababa atemorizado del todo, algo que sí que les provocaría seguro esos seres de Fraggle Rock. Y más si alguien se paraba a pensar sobre todos los conflictos que planteaban. Aunque tal vez , al final muchos pequeños sólo se quedaran con las canciones y el colorido que se podía contemplar.

Aunque si el asunto va de seres extraños es imposible obviar a Alf, ese extraterrestre parlanchín que no se sabe muy bien a qué se parece si a oso, a un perro. Y es que ese corte de pelo al más puro Iñaki Anasagasti no dejaba indiferente a nadie. Al final, lo que ocurría era que los niños iban a echar demasiado de menos el no tener una mascota así.

La discriminación por el físico era un clásico

Aunque para compañeros extraños los que tenía Fred Savage en Little Monsters, una película repleta de seres imaginados que habitan bajo las camas de los más pequeños; que siempre al final, generación tras generación se han ido llevando las culpas de actos que ellos no hacían, sino que eran responsabilidad de esos habitantes.

Como solo también estaba El jorabado de Notre Dame; y todo por el aspecto físico, por no tener una espalda muy recta que se diga. El pobre jorobado sufría encerrado en una torre, y en el fondo sí que impactaba verle. Al menos, el final no era malo y eso hacía que los niños no quedaran excesivamente traumatizados.

Aunque si había un personaje que daba un poco de repelús, tanto en los dibujos como en las películas ese era Beetlejuice. Eso sí, esas dosis de humor negro sí que acababan gustando mucho tanto a grandes como a pequeños que se enganchaban sus historias

 

Fotos: redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Tras atacar al idioma en un mitin

Ver resumen Ocultar resumen

Recomendaba Lenin acometer "el analisis concreto de la situación concreta" y con Sálvame hay que proceder de manera leninista y que no nos ciegue su hedor a escándalo, barbarie, machismo (lo dijo Paula Vázquez con toda la razón) y crueldad con el débil.

Páginas