Serbia quiere que Steven Seagal entrene a sus fuerzas especiales (y no es broma)

Aunque no lo parezca ni es el 28 de diciembre, ni es una noticia de El Mundo Today, no. Lo que contamos a continuación es una propuesta de trabajo real. Los implicados son Serbia y Steven Seagal. Y tampoco es que quieran que el actor sea el encargado de dirigir la filmoteca de Belgrado. 

No, a Seagal, tal vez viendo su historial peliculero, le han encargado que adiestre a las tropas serbias en las artes marciales. En concreto, en el aikido. Y es que alguien que ha sido capaz de mantener la mirada, sin temblar, a Chuck Norris o a Van Damme , puede ser el hombre idóneo para que los soldados serbios acaben siendo los más duros de la zona. 

¿Y cómo le ha llegado esta peculiar oferta laboral al bueno de Steven? Pues andaba tal vez aburrido en su mansión de Hollywood que decidió darse una vuelta por los Balcanes. Algo que el astro sexagenario viene realizando con cierta frecuencia.

Un ofrecimiento irrechazable

Y en este último desplazamiento, según informa el diario británico The Independent, el acalde de la capital serbia se quedó tan prendado de las habilidades de Seagal que decidió hacerle una oferta que no podría rechazar

Así fue cuando confesó que "cuando tienes una estrella que viene tanto a nuestro país, que ama a Serbia y a los serbios, nuestra intención es devolvérselo". Bien podría Sinisa Mali haberle ofrecido las llaves de la ciudad, ponerle el nombre a un pabellón o incluso a una avenida, pero las autoridades creen que el astro, ya más orondo que fuerte, bien merce un puesto como líder de las tropas serbias. 

Además como ya tiene trato con los altos mandatarios del país, no va a tener duda alguna en saber cómo dirigir a las tropas y cómo hacerlo para agradar a sus jefes. Y es que en la visita de tres días, el veterano actor que está ya en edad de jubilación, se ha reunido con el primer ministro del país, Aleksandar Vucic, y con el Jefe de Estado y presidente del Gobierno, Tomislav Nikolic que para más señas es amigo personal del presidente ruso, Vladimir Putin. 

Así que como anda habituado a reunirse con hombres que hacen temblar a otros con la mirada (aún colea ese enfrentamiento ficticio del primer ministro ruso con Chuk Norris) vio en Seagal un reflejo de su admirado Vladimir. Al cual el actor define como "posiblemente el mejor líder mundial vivo"

Un golpe geopolítico

Si finalmente Steven Seagal acepta el ofrecimiento y se marcha a vivir a Belgrado, donde hará entrenar a sus chicos en condiciones más duras que un espartano antes de la batalla de las Termópilas, el país balcánico habrá dado un golpe sobre la mesa. El tablero geopólitico habrá sufrido un vuelco. Más les vales a kosovares, bosnios y demás hacerle una contraoferta, o bien, llamar a la puerta de alguno de los tipos duros que andan desocupados. 

Chuck Norris sería la estrella que todos quieren, Van Damme que anda de estreno de película sería un caramelo a tener en cuenta, e incluso Schwarzenegger, que tiene experiencia política, sería alguien a considerar. 

¡Que tiemblen los malos! Steven Seagal ya está aquí (pueden decir los serbios) y eso sin matarle a ningún hijo, ni a su mujer, que sin no...

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

En la última nómina de la mayoría de los miembros del Congreso de los Diputados no se han descontado los pluses correspondientes a dietas y desplazamientos para cuando a estos políticos españoles "les toca comer fuera de casa o viajar a otros lugares por cuestiones laborales".

Páginas