¿Se parecen Friends y The Big Bang Theory más de lo que creíamos?

Hace ya casi 12 años que Friends dijo adiós para siempre, nunca más vimos a la pandilla de seis amigos bajar al Central Perk a tomarse un café con Gunther; pero todo lo que esté relacionado con la mítica sitcom de la NBC (toda una factoría de comedias televisivas de los 80 y 90) sigue atrayendo.

Así que si se anuncia una posible reunión de Ross, Chandler, Joey, Monica, Rachel y Phoebe con motivo del homenaje a James Burrows -director de la serie durante un tiempo- el foco se vuelve a poner sobre ellos: se les echa de menos y, a muchos fans de la sitcom puede haberles costado reemplazar su hueco, si es que lo han logrado alguna vez.

En estos doce años han sido muchas las comedias que han ido pasando por las distintas parrillas de la televisión. Aunque entre las que más seguidores han tenido han sido dos sitcom de la CBS: Cómo conocí a vuestra madre y The Big Bang Theory, que sigue en antena. 

De la primera, muchos creyeron ver similitudes con Friends; y a veces se hacía difícil decantarse por algún personaje. ¿Chandler o Barney? No era fácil elección. Aunque muchos piensan que las similitudes se acrecentan si uno centra la comparación entre The Bing Bang Theory y Friends. 

En principio poco o nada tendrían que ver, más allá que ambas tienen en común que James Burrows dirigió en algún momento ambas ficciones. 

Penny y Rachel, dos rubias que vuelven locos a Leonard y Ross

Tanto Penny como Rachel llegan casi de forma abrupta a la vida de las dos pandillas. En el caso de Penny al convertirse en vecina de Leonard y Sheldon. Por su parte, Rachel sale despavorida de su boda y aparece en el Central Perk. Y muy pronto ambas dejan embobados a Ross y Leonard. Y en ambos casos  las dos parejas centraron parte de la historia de las series.; aunque algunos creen que el personaje de Penny  ya está desgastado (todo es debatible)

Una canción sobre un gato

No estamos diciendo que TBBT esté copiando a Friends, de hecho la nana que necesita Sheldon para poder conciliar el sueño poco o nada tiene que ver con el Smelly Cat de Phoebe. Pero en ambos casos se han convertido en casi dos himnos de las series. Eso sí, a los creadores del 'Dulce gatito' de Sheldon les está dando dolor de cabeza tras la demana por plagio recibida. 

Raj y Chandler no son maestros de las relaciones sociales

Ninguno de los dos es un maestro de la seducción; aunque en torpeza es cierto que Raj se lleva la palma. Y ninguno de los dos personajes tiene mucha capacidad para relacionarse socialmente. En el caso de Chandler, sobre todo en las primeras temporadas de la sitcom, donde con cierta frecuencia le veíamos regresar con Janice, para dolor de cabeza de sus amigos. 

Después al estar con Mónica sigue siendo no muy hábil, sólo hay que recordar el inicio de su noviazgo con la hermana de Ross, pero al menos no tenía que tirar de alcohol como Raj para tener una cita con una chica. Sea como sea, ambos nos han hecho reír mucho. 

La celosas novias que odian a las ex

Ross llevaba un tiempo si sentar la cabeza, y en la cuarta temporada acaba enamorádose de Emily. Lo curioso es que llega a ella porque Rachel le pide que se encargue de enseñarle Nueva York. Se conocen, se gustan y muy rápido se acaban casando en Londres. Una sonada boda, en la que Ross equivoca el nombre de su nueva esposa con el de Rachel.

Al final, Emily acepta volver pero si nunca más Ross ve a Rachel; además de que le hace vender todos los muebles que ella haya tocado (para regocijo de Gunther).

En TBBT también Leonard conoce a una nueva chica en la cuarta temporada, tras haber roto con Penny. Y Priya también muestra sus celos de forma constante. Las dos relaciones fueron usadas en ambos casos para separar a los personajes protagonistas, y que los espectadores sufrieran por ello. 

Una boda no prevista en Las Vegas

Se puede decir que es un recurso habitual en la ficción norteamericana. Que alguien acuda a Las Vegas, disfrute tanto y acabe casándose sin pensar en las consecuencias. En Friends les ocurrió a Ross y Rachel, y cerca estuvieron de hacerlo Monica y Chandler. Lo más gracioso fue la posterior negativa de Ross a divorciarse.

En The Big Bang Theory son Penny y Zack quienes acaban cometiendo la locursa de casarse en la ciudad del juego. Aunque aquí podemos decir que la sitcom de la NBC supo sacarle más partido a la trama. 

Los amigos que son más que amigos

En el caso de Friends la gran amistad masculina siempre fue la de Chandler con Joey, aunque hubiera conocido antes a Ross, pero cuando Chandler se muda a casa de Monica, comienza un acercamiento entre  Joey y Ross. Hasta tal punto, que en una ocasión, ambos duermen abrazados durante una siesta. 

Primero se siente incómodos, pero para los dos es la mejor siesta que han tenido nunca. Así que deciden dormir más veces abrazados hasta que el resto del grupo les descubre, dando pie a una de las escenas más divertidas de la serie. 

En el caso de The Big Bang Theory la amistad masulina por excelencia era la de Howard y Raj. Hasta tal punto que la madre del primero les define como un matrimonio gay sucedáneo. Pero con la obda de Howard con Bernadette, Raj acaba recreando un bromance tambiñén con otro personaje. En este caso con Stuart. Menos exitoso que el de Friends, pero fue divertido. Antes Raj y Howard ya habían dormido abrazados. 

Las insoportables voces de Janice y Bernadette

Los personajes no son parecidos. De hecho, el de Janice puede ser de los personajes más insoportables, a la par que graciosos, que haya dado la televisión en muchos años. Tampoco la reacción de todos ante las voces ellas es la misma. Cada vez que Janice hablaba, Chandler se echaba a temblar. Ese '¡Oh Dios mío!' es historia de la tele.

Bernadette también es chillona, pero no tan histriónica. Lo que no deja de ser curioso es que su voz haya sido cada vez más chillona con el paso de los capítulos. En uno de esos detalles que todo fan acaba dándose cuenta. 

Como vemos ambas series comparten algunos recursos a la hora de hacer humor. Lo cual no quiere decir que The Big Bang Theory haya copiado a Friends. Ni mucho menos. Además ambas han hecho reír tanto al público, que es habitual que exploren tramas similares. Dos de las mejores sitcom de los últimos años. 

Fotos: Redes sociales