Salman Khan, el chico malo de Bollywood, podría ser encarcelado

El actor, cantante y productor indio Salman Khan, tan famoso por aparecer en cerca de un centenar de películas de Bollywood, podría dar con sus huesos en la cárcel debido a un supuesto homicidio involuntario cuando conducía ebrio, en el año 2002.

Inicios y trayectoria

Salman Khan es un actor indio que a sus 49 años tiene una larga trayectoria cinematográfica a sus espaldas. Junto a Amitabh Bachchan y Shah Rukh Khan, Salman Khan forma parte del triunvirato de actores más populares y cotizados de la mayor industria cinematográfica del mundo: la de Bollywood.

Khan debutó en la actuación con 23 años en la película Biwi Ho To Aisi. Un año después, tuvo su primer éxito comercial con Maine Pyar Kiya y fue la estrella en algunas de las mejores películas de Bollywood como Saajan, Hum Aapke Hain Kaun, Karan Arjun y Biwi No.1. Además, apareció en los films más taquilleros como: Tere Naam (En tu nombre) y, la película por la que realmente se le conoce: Dabangg (Sin Miedo), del año 2010.

Estuvo nominado a muchos premios y consiguió algunos de ellos como un Filmfare Best Male Debut Award o el Premio Filmfare al Mejor Actor de Reparto y se estima que posee una fortuna de cerca de 40 millones de dólares. Además, desde el año 2008, cuenta con su propia réplica de cera en el Museo Madame Tussauds.

Fans y ONG

El actor es uno de los más prolíficos de Bollywood, pero no solo es conocido por su trabajo. Salman Khan se ganó el título de el chico malo de Bollywood debido a sus problemas con sus novias y con la ley.

Esta fama de malote contrasta con su faceta de filántropo a través de su ONG, Being Human, que está centrada en mejorar la educación y los servicios sanitarios de los más desfavorecidos de la sociedad india.

Khan posee, además, millones y millones de seguidores que le apoyan en todo momento y que ven en el proceso contra él una maniobra para desprestigiarle. De hecho, solo en la red social Facebook el actor cuenta con casi 25 millones de seguidores.

Problemas con la ley

Salman Khan mantuvo una turbulenta relación con la actriz de Hollywood Aishwarya Rai, su compañera protagonista en la película Hum Dil De Chuke Sanam, con alegaciones de malos tratos.

Tuvo problemas con la ley, también, en 2006,  por caza furtiva de la chinkara, una especie en peligro de extinción. Por ello el actor fue condenado a cinco años de prisión pero cumplió solo seis días de condena. Y su conflicto actual se remonta al año 2002, cuando Salman Khan fue denunciado por atropellar a un indigente causándole la muerte y por no socorrerle.

Ante ello, Salman se declaró inocente alegando que no era él el que iba al volante de la camioneta 4x4 sino que conducía su chófer. Curiosamente, su chófer, tras una década de silencio admitió ser él el que llevaba el coche esa noche, pero varios testigos aseguran que era Khan el que iba al volante.

Por su parte, el guardaespaldas del boolywoodiense confirmó que era Khan el que conducía y que lo hacía bebido. El citado escolta no ha podido participar en el juicio porque murió de tuberculosis en 2007.

Hace tan solo unos días Salman Khan fue condenado por ello a cinco años de prisión pero, hoy mismo, el Alto Tribunal de Bombay, le ha concedido la libertad provisional tras imponerle una fianza de unos 400 dólares y ordenar que su pasaporte sea requisado.

Choca la situación que pudo verse a las puertas del juzgado: un grupo de personas pedía el ingreso en prisión del actor con pancartas, mientras sus seguidores esperaban a Khan. Uno de ellos, incluso, intentó suicidarse en apoyo a su ídolo.

Los analistas ven poco probable que Salman acabe entre rejas a corto plazo. El actor está trabajando en dos películas que aún no están terminadas. Unos films cuyos costes superan los 26 millones de euros.

Fotos: Facebook, Twitter e Instagram.

Ver resumen Ocultar resumen

Admítase la veracidad de este testimonio por la prueba gráfica que se aporta en el hilo (madre e hijo fotografiados juntos) pero todo puede ser en este mundo traidor así que, en fin, quién sabe. Avisamos. Y dicho esto, vamos al turrón.

¿Se acuerdan ustedes del capítulo de 'Callejeros' en el que una vecina de un inmueble valenciano denunciaba las vejaciones que sufría por parte de otra vecina?

Ver resumen Ocultar resumen

No me chilles que no te veo. Ese fue el título que pusieron a una película de los 80 muy poco memorable protagonizada por Gene Wilder y Richard Pryor, ambos actores celebérrimos de comedia de quienes hoy pocos nos acordamos y mira que el público viejuno se reía con sus cintas cuando se alquilaban en el videoclub.

En fin, que durante una de sus salidas fuera de palacio en Mallorca ha sido abordada Letizia (y Felipe VI y las niñas) al grito de "¿dónde está el Rey Emérito?".

Ver resumen Ocultar resumen

Qué mala fama tiene la farándula. Piensa la gente que actrices y actores son personas siempre de hábitos tóxicos, que se acuestan a las tantas y están de farra casi permanente. Como si no hubiera actores y actrices que madrugasen. El caso es que Víctor Clavijo ha ilustrado con una breve anécdota cómo imagina el personal a quienes componen el mundo del espectáculo. Con sus droguitas y demás.

Resulta que Víctor Clavijo fue a hacerse una PCR porque así se le exige para trabajar con seguridad como actor.

Y esto es lo que pasó.

Atención.

Páginas