Robyn Lawley, la modelo que no quiere ser perfecta

Lo natural es bello, dice Robyn Lawley. Y, la verdad, es que viendo las fotos que ha compartido la modelo, tiene toda la razón. La top australiana, cansada de escuchar eso de que el paso de los años o las pequeñas imperfecciones en el físico es algo que sólo sienta bien a los caballeros, se ha sumado a la inciativa #loveyourbodynow y ha mostrado parte de sus encantos a través de su cuenta de Instagram.

Y lo ha hecho así, mostrando las estrías que su reciente embarazo le provocaron y no ocultando lo que para ella es una marca que le recuerda lo más bello que, en la actualidad, tiene en su vida: su pequeño hija Riply. "Existe una presión ridícula sobre las mujeres para que se cuiden y escondan sus defectos. Sin embargo, en algunas ocasiones, olvidamos lo que es verdaderamente importante: que ellas son hermosas", dice la modelo a través de las redes sociales. 

el-selfie-al-natural-de-robyn-lawley

En la imagen, a la modelo se le ve haciéndose un selfie en interior de su baño. Con la luz un poco bajada, eso sí, pero dejando ver cómo los cambios físicos de su cuerpo no son un problema para ella después de haber sido madre. Y es que la australiana está más que orgullosa de haberse convertido en madre el pasado mes de febrero y, como muestra de ello, presume de figura meses después de incluir en su currículum eso de mamá (casi) a tiempo completo.

Una belleza al natural

Porque Robyn no quiere ser una chica como las demás. Nada de estar sometida a dietas estrictas, tener que perderse el postre por el qué dirán ni rendirse ante aquellos que piensan que eso de estar por encima de la talla 38 es un pecado. Ella continúa explotando su sensualidad, presumiendo de curvas y disfrutando de esa belleza que sólo ella tiene a través de portadas como la de Sports Illustrated, que la eligió a ella de este modo para posar en una de sus ediciones.

robyn-lawley-en-sports-illustrated

O a través de las redes sociales, donde no oculta su verdadero yo y, sin gota alguna de maquillaje, mira con intención a la cámara sin escuchar a aquellos que le dicen que con un poquito de polvos por aquí o con una máscara de pestañas allá, quizá estaría mejor.

la-modelo-sin-maquillar

El porqué del destape

Pero el porqué de este 'destape' de la australiana tiene un motivo más allá de lo meramente físico. Ella misma ha explicado que todo se debe a una entrevista en la que sus palabras fueron malinterpretadas al hablar sobre los cambios que se producirían en su cuerpo después del embarazo. "Se llegó a publicar una entrevista en la que, supuestamente, yo había dicho que me había planteado abortar para evitar las marcas que el embarazo dejaría en mi cuerpo. Algo totalmente falso que, aunque fue despublicado, generó una gran cantidad de comentarios negativos hacia mi persona".

robyn-y-su-pequeña-hija

Es por eso que la modelo ha compartido esta foto a través de las redes sociales, sumándose a la iniciativa en las redes sociales de reivindicar los cuerpos distintos como algo natural y bello, y trasladando un mensaje directo a aquellos que quieran recogerlo. "Me enfada ver cómo el tema del aborto se convierte en algo cotidiano en las agendas políticas y cómo los derechos de las mujeres son utilizados para conseguir votos. En mi caso, siempre voy a ser pro elección. Porque a nadie le gusta tomar la decisión de abortar, pero si no estás preparada para ello, nadie debe juzgarte porque lo hagas. Hay millones de niños sin hogar en Estados Unidos. ¿Por qué no nos centramos en ellos?"

Fotos: Instagram y Facebook

Ver resumen Ocultar resumen

Es verano y, aunque la pandemia arrecia sin que podamos frenarla, resulta inevitable caer en cierta despreocupación y beber horchata a la sombra y hacer chistes tontos pero que nos hacen sonreir como si el mundo fuese un lugar perfecto. Por ello queríamos resaltar la chanza de Bob Bop a cuenta del nombre de Macarena Olona, diputada de Vox que suele tender a la agresividad y la vociferación.

Se trata de una broma sin ánimo de hacer daño.

Una cosa veraniega y divertida, tontorrona pero (a la vez y valga la paradoja) ingeniosa.

¿Por qué no?

Ver resumen Ocultar resumen

Hay quien habla el castellano eliminando la d de toda palabra acabado en "ado". Rajo, por ejemplo, era muy dado a esta práctica. "Se ha acabao" le recordamos decir seguramente a la salida del restaurante donde se atrincheró durante horas cuando la famosa moción de censura que hizo presidente por vez primera a Pedro Sánchez.

Pero a lo que vamos.

Una cosa es el habla coloquial y otra cosa es escribir mal.

Ver resumen Ocultar resumen

La polémica por el concierto de Taburete en Marbella donde ni se guardó la distancia de seguridad adecuada y apenas se utilizaron mascarillas ("'¡ni una puta mascarilla!" gritó desde el escenario Willy Bárcenas) ha provocado la reacción de numerosas personas de a pie y también de algunas celebridades. No es Jesús Vázquez un famoso dado a significarse con alegatos políticos o similares. Pero esta vez ha querido lanzar un mensaje. 

A través de Twitter (por supuesto).

Páginas