Robin Wright reclama la igualdad salarial con Kevin Spacey en House of Cards

Es la primera dama en la ficción -y mucho más vista la cuarta temporada-; sin ella costaría entender la trama y sería muy difícil descifrar la personalidad de Frank Underwood. Y es que Claire, la guapa, inteligente y, por muchos momentos, despiadada esposa del presidente de Estados Unidos quiere ganar como él. 

O, mejor dicho, Robin Wright pretende y entiende que ha de embolsarse las misma cantidad de dinero que obtiene Kevin Spacey. Es cierto, que la serie de Netflix arrancó siendo casi un retrato en exclusiva de él.

De hecho, dejó momentos que ya son historia de la televisión y frases por las que se ha convertido en un icono de la cultura popular actual. Hay veces en las que hasta se atreve (su versión en Twitter) a dar lecciones a políticos de verdad, como es el primer ministro francés Manuel Valls

Claire pide lo que es justo

Pero con el paso de los capítulos y el crecimiento de la serie, Claire ha ido viendo aumentar su importancia casi de forma exponencial. Hace tiempo que dejó de ser una secundaria y pasó a ser una protagonista más. De hecho, por momentos House of Cards es la serie de Claire y de sus aspiraciones políticas. Ella ha protagonizada algunas de las secuencias más memorables de la ficción de Netflix. 

Y viendo la importancia de su personaje, del peso de Claire en la trama, de la transcendencia de la parte femenina de los Underwood de cara al futuro de la serie, Robin Wright ha alzado la voz y ha pedido cobrar lo mismo que Spacey. Ni más, ni menos.

Se une a otras voces de mujeres que han destacado que la industria paga menos a las féminas, que a los hombres. De hecho, Patricia Arquette, que ahora se ha quedado sin CSI Cyber, se quejó de ser vetada por su discurso en pro de la igualdad salarial. 

Se une a la reclamación de otras actrices

La actriz habló en una conferencia en Nueva York y fue allí donde defendió una equiparación salarial, que cree de justicia. Así Wright dijo que: "Quiero que me paguéis lo mismo que a Kevin. Hay muy pocas películas o series de televisión en las que mujeres y hombre se representen igualados y House of Cards es una de ellas. Es el paradigma perfecto" Algo que quedó meridianamente claro en un estudioque hablaba del poco peso de las mujeres en en los diálogos del cine. 

La cifra exacta de lo reclamado por la actriz, que también es productora de la serie y, en ocasiones, directora y guionista, se desconoce. Aunque, hace un tiempo el diario The Huffington Post se aventuró al indicar que Spacey se llevaba medio millón de dólares por capítulo. Mientras que Wright obtiene por episodio 420.000 dólares. Aunque Forbes apunta que ella ganó 5,5 millones por una temporada, mientras que él sumó a su cuenta bancaria 9 millones. 

Se suma la actriz, con esta reclamación, a otras actrices que como Jennifer Lawrence denunciaron la injusticia de que Hollywood premie con menor salario a las mujeres, aunque realicen el mismo trabajo que los hombres. Una lucha ardua, pero que cada vez tiene mayor visibilidad. 

Fotos: Netflix

Ver resumen Ocultar resumen

Lo de Friends fue un fenómeno que persiste aunque hoy se esté sometiendo a revisión por su sesgo heteropatriarcal, clasista y excluyente en lo racial. Pero cómo nos gustaba. Perdonen las disculpas. Sin embargo, hubo otras comedias televisivas de los 90 y es justo reivindicarlas.

Porque no sólo fue Friends.

Hubo, por ejemplo, la magnífica Frasier.

Derivación de Cheers con un par de hermanos protagonista absolutamente hilarantes. Humor inteligente donde lo haya.

Ver resumen Ocultar resumen

Sigue Pablo Iglesias ejerciendo su papel de recomendador de series y tras la apocalíptica El colapso y la no menos apocalíptica Hippocrate, se lanza a promocionar una serie francesa con rock&roll y decadentismo a raudales.

Hablamos de Vernon Subutex.

Páginas