¿Qué harías para recuperar tu bici robada? Este chico lo grabó todo

Curiosa situación la que se le plantea al protagonista de este vídeo. Un joven USA comenzó el día con una mala noticia: le habían robado su flamante y nueva bicicleta. Ni corto ni perezoso, ideó un plan genial para recuperar lo que era suyo. 

Lo primero, buscar en Internet al posible ladrón. Una búsqueda que si fracasaba, acabaría con toda esperanza de recuperar su vehículo. Por suerte, fue sencillo, pues al habérsela robado en el barrio, suponía que ésta se vendería en los alrededores. Sí, así de listos son algunos ladrones. 

Localizado el amigo de lo ajeno, el joven contacta con él y le dice que está muy interesado en la que, hasta hace horas, era su bici. Queda con él y acuerdan cerrar el trato en el precio que ponía en la web: 250 dólares. 

Muchos nervios

Con los nervios por bandera y el móvil en la mano en todo momento, el dueño de la bicicleta se dirige a casa del ladrón a recuperar lo que es suyo. Lo que no desvela hasta el final es cómo lo hará. ¿Llamando a la Policía? ¿A Batman? ¿Con un táser? No, directamente, usando la cabeza y siendo más listo que su archienemigo. 

Amistosamente llega, le saluda y le dice que la bici es preciosa. Pero claro, antes de llevársela, le pide probarla para ver si está todo correcto. El ladrón accede y se confía, pues al principio el joven sólo da pequeñas vueltas en la entrada de su casa. Una vez que tiene la situación controlada, el dueño de la bici da el golpe final. Sabes qué, esta bici se parece mucho a la que me robaron esta mañana así que me la llevo. 

Con las mismas, echa a correr, dejando atrás al malhechor, mientras no puede evitar gritar del subidón. No es para menos. Ya lo dice el refrán, quien roba a un ladrón, tiene 100 años de perdón. Ahora, además de una bici, tiene un siglo entero de bula. ¿Será éste el primero de una serie de robos grabados en cámara? Esperemos que no y que se dedique a disfrutar de su nueva bici. 

Fotos y vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Problemas del primer (y privilegiado) mundo

Ver resumen Ocultar resumen

¿Hay que hacer caso de su teoría? Qué va, qué va, qué va... 

Ver resumen Ocultar resumen

En esta semana en la que España camina irremediable hacia otro confinamiento, el rey emérito muestra su solidaridad con algunas amistades y algunos políticos se dedican a sembrar el odio entre ciudadanos, en vez de hacer política, no está de más sacar una sonrisa de donde se pueda

Páginas