QQCCMH: Sandro no cree a Ra y se queda con Vicente

Cuatro

Qué razón tienen quienes dicen que el amor es ciego. Este miércoles, en el último programa antes de la final de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? hemos tenido una muestra fehaciente. Sandro ha optado por cerrar los ojos y no creer a Ra, cuando le ha dicho que ha tenido una aventura con Vicente, con el que se ha quedado para su gran final. Y eso que el propio Sandro ya sospechó al principio del concurso. 

Lo cierto es que Ra no veía el momento de decir a Sandro la verdad (o su verdad): que había tenido una aventura con Vicente desde la primera gala. Pero Sandro miró a los ojos a Vicente y éste lo negó. A pesar de que Ra lo juró por su abuela y su madre, el sevillano escuchó a su corazón y éste puede que le juegue una mala pasada. Lo único que le dijo Vicente fue un inquietante hablamos fuera de cámara. Drama asegurado. 

Drama germano

Y si hubo drama en el País Vasco, en el país germano no anduvieron cortos. Markus, Sara y Rocío montaron una escenita en pleno centro de Berlín, convirtiendo el Muro de la ciudad en el de las lamentaciones. Y es que la noche de pasión del modelo y Sara ha pasado factura a Rocío, quien confesó a MJ, madre de Markus lo ocurrido. Algo que no gustó a Sara quien amenazó con irse. Muchas veces. 

MJ estaba convencida que Markus y Sara no se habían acostado. Se equivocaba

Al final todo el mundo se quedó en Berlín sólo para conocer que Markus está indeciso. No sabe con quién quedarse y decidirá en Madrid. Tensión teutona que se traslada a suelo patrio. 

Sandalias de despedida

Mientras, en Aviñón, Rafa confirmaba lo que todo el mundos sospechaba: se queda con Sandra. Y eso que Delia se había esforzado sobremanera en el mundo protocolo. No arrastraba la silla, se sentaba como una señorita, no levantaba la voz... incluso comió ostras por amor. Pero claro, Sandra ha calado hondo a Rafa y éste no ha dudado. 

Eso sí, Delia no se fue de vacío. Se llevó unas sandalias, que te llevaran al amor de tu vida. Eso le dijo Rafa. Lo que el millonario no sabía era que las sandalias no iban a acabar en los pies de Delia, precisamente. Sí, el huracán de Lavapiés se saltó el protocolo entero en su despedida. Un clásico de Delia ya. 

De colores

Y si Rafa lo tenía claro, Diego era todo lo contrario. El extremeño se debate entre el rojo enigmático de Bea y el morado seguro de Angie. Eso sí, todo apunta a que Bea será la elegida. El único problema es que su madre la odia. Tal cual. Y así se lo hizo saber con reiteradas indirectas y directas en Melilla. Lo que no esperaba Estrella es que sus táctica acabaría uniendo más a su hijo con su ¿futura nuera? 

Sonrisa de vencedora. Ana se ha impuesto a la mística Noelia

Quien sorprendió a propios y extraños fue David. El madrileño, de 36 años, sacó el carácter y echó a Noelia, la mística, sin remisión. Demasiado intensa para él, por lo que eligió a Ana. Lo tengo claro. Eso sí, antes de irse Noelia dejó algunas perlas como que David era un chulo que le había robado varios besos. Besos a los que Ana restó importancia. Sabia elección la de David. 

Fotos: Mediaset

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

A días del estreno en Guadalix

Ver resumen Ocultar resumen

Vuelve el reaility de los famosos

Páginas