Puesta a punto exprés para Semana Santa en 10 pasos

Bad news: no existen acciones milagrosas para que, en apenas quince días, te conviertas en Sofía Loren sobre un soleado fondo de playa. Eso sería lo ideal; sin embargo, la vida real ofrece una perspectiva mucho menos paradisíaca... En (muy) poco tiempo quieres verte (casi) perfecto para aprovechar al máximo tus vacaciones de Semana Santa con la mejor imagen posible. Y resulta que en esto, como en otras muchas cosas, el reloj corre en tu contra.

¡Que no cunda el pánico! Porque tal vez estos trucos inmediatos que te proponemos, puestos en práctica en conjunto y con una positivísima actitud como accesorio mental imprescindible, te ayuden a aproximarte a tu objetivo de belleza total en un período récord. ¿Listo para empezar ahora mismo?

1. Llena tu dieta de alimentos diuréticos

llena-tu-dieta-de-alimentos-diureticos

No te fíes de las llamadas "dietas milagro" y, en su lugar, apuesta por incluir en todas tus comidas el mayor número y variedad de alimentos diuréticos que puedas. Este simple gesto hará que tu organismo elimine toxinas acumuladas, mejorando así el aspecto de la piel de todo el cuerpo (incluido el cutis) y logrando que te sientas mucho más ligero, activo y que, además, pierdas algunos gramos de peso.

Los espárragos en todas sus variedades, la piña, la sandía, el tomate, la lechuga, los cítricos, el perejil y el apio son excelentes diuréticos. Su alto contenido en agua, fibra y vitaminas convertirán a estos ingredientes en los mejores aliados de tus recetas de aquí a Semana Santa.

2. ¡Muévete!

muevete

Tienes dos semanas y un solo cuerpo. Sé práctico y aprovecha cualquier trayecto, actividad habitual o hueco libre para ejercitarte. ¿Algunas ideas? Olvídate del ascensor y del transporte público y, en su lugar, sube y baja escaleras sin parar, camina todo lo posible o cómprate una bici para moverte por la ciudad mientras quemas calorías y moldeas piernas, glúteos, abdomen y brazos (¡el ciclismo es uno de los deportes más completos que existen!)

Como complemento, puedes realizar alguna tabla de ejercicios en casa con el asesoramiento de un experto en fitness. Pero no hace falta que contrates a un entrenador personal o que te aprendas de memoria todos los vídeos de Jane Fonda para ello: seguro que tienes algún amigo deportista dispuesto a ayudarte o que, incluso, conoces varios videoblogs de deporte 100% fiables.

3. Hazte con la crema reafirmante más rápida que encuentres

hazte-con-la-crema-reafirmante-mas-rapida-que-encuentres

Las hay para todos los gustos, presupuestos y necesidades. Las que contienen cafeína suelen hacer efecto desde el minuto uno. Con ellas te notarás la piel mucho más lisa y tersa nada más empieces a utilizarlas. Además, reducen la celulitis. También existen fórmulas intensivas que trabajan mientras duermes o haces ejercicio. Al aplicarlas, recuerda que debes masajear bien las zonas "conflictivas" con las manos o con un rodillo específico. Si lo haces bien y valiéndote del producto adecuado, para Semana Santa la flacidez se habrá minimizado de un modo notable.

4. Sanea tu melena

sanea-tu-melena

En cuestión beauty, tan importante como poner tu figura a punto es lucir un cabello saludable, brillante y sedoso. El primer paso tiene que ver con acudir a la peluquería para cortarte las puntas. Tan simple y, a la vez, tan eficaz. Tratamientos revitalizantes, reparadores e hidratantes serán siempre bienvenidos por tu pelo tras un largo invierno de sequedad y frío; sobre todo si esta Semana Santa vas a estar expuesta al sol.

5. Acude al salón de belleza para una depilación perfecta

acude-al-salon-de-belleza-para-una-depilacion-perfecta

En casa no es lo mismo. Seguro que lo has intentado muchas veces y nunca te queda tan bien. Por eso, si quieres eliminar el vello de cualquier parte de tu cuerpo de forma rápida, efectiva y duradera, ponte en manos de profesionales sin dudarlo. ¿El método más recomendable en plena cuenta atrás para la Semana Santa? La cera (sobre todo, evita la depilación láser o los sistemas eléctricos si durante tus vacaciones quieres disfrutar del aire libre).

6. Reduce (o elimina por completo) los malos hábitos

reduce-(o-elimina-por-completo)-los-malos-habitos

¿Puedes pasar dos semanas con la mitad de la sal o el tabaco que consumes habitualmente? ¡Bien! ¿Puedes desterrar de tu rutina el alcohol, el café y la comida basura al menos hasta que lleguen las vacaciones? ¡Mucho mejor!

Los beneficios de hacerlo son incontables. Piensa en qué vicio o vicios afectan más a tu salud y bienestar y atácalos a partir de ya. Sin contemplaciones. Quien sabe si hasta, cuando pase la Semana Santa, tu fuerza de voluntad le haya cogido el gusto al asunto y seas capaz de, por ejemplo, dejar de fumar.

7. Hazte una limpieza en cabina

hazte-una-limpieza-en-cabina

Además de limpiar dos veces al día tu rostro y de exfoliarlo entre una y tres veces a la semana durante las dos que todavía restan para las vacaciones, debes saber que una limpieza de piel profesional unos días antes puede obrar maravillas en tu belleza. Eso sí: decántate por un sistema no demasiado agresivo y que te inspire confianza; mejor en tu centro de estética de cabecera (no es momento de innovar).

Gracias a este sencillo gesto, tu cutis se llenará de luz y tus poros respirarán libres de impurezas, preparados ambos para disfrutar del principio de la primavera.

8. Apuesta por la nutricosmética

apuesta-por-la-nutricosmetica

¿Qué necesitas? Hoy en día existen pastillas para prácticamente todos los requerimientos beauty. Desde preparar tu piel para los rayos ultravioleta a frenar la caída del cabello antes de irte a esquiar, esa cosmética que se ingiere por medio de píldoras, ampollas o comprimidos promete acelerar los procesos desde el interior.

No te acostumbres, pero permítete una visita a la farmacia de vez en cuando como medida excepcional; ahora sin ir más lejos. Allí te explicarán lo que más te conviene en cuestión de nutricosmética. Huye de las páginas webs poco claras donde las venden.

9. Disfruta de una cura de sueño intensiva

disfruta-de-una-cura-de-sueño-intensiva

Antes de irte de vacaciones, tómate un día entero para descansar. Duerme, ve varios capítulos de tu serie favorita, escucha música, lee, haz la maleta sin prisas y... vuelve a dormir. Parece una redundancia (¿descanso pre-descanso?) pero, en realidad, se trata de un truco de belleza sin igual para estar guapa en muy poco tiempo. Cuando te despiertes a la mañana siguiente, no te creerás la belleza, energía y ganas de Semana Santa que te inundarán.

10. ¡No te olvides de los pies!

no-te-olvides-de-los-pies

Son los grandes marginados. Sin embargo, ellos sustentan todo lo demás. Razón de más para mimarlos. ¿Qué tal una pedicura spa o un masaje de aromaterapia? Cuando llegues a tu destino vacacional, te alegrarás de haberles prestado un poquito atención; aunque solo haya sido durante estas dos semanas previas a.

El punto número once no está escrito y te ordena que disfrutes.

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Pilar Llop al portavoz de Vox en el Senado

Ver resumen Ocultar resumen

A propósito de Plácido Domingo

Ver resumen Ocultar resumen

"Frente al pseudoperiodismo de los reporteros con mascarilla", dice Pablo Echenique, "frente al clickbait del "vamos a morir todos", frente a la extrema derecha pidiendo el cierre de fronteras por una gripe menos agresiva que la de todos los años, el rigor y la profesionalidad de Lorenzo Milá".

Páginas