Problemas en 'El Ministerio del Tiempo' para reunir a los protagonistas

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Cuánta razón hay en el refranero popular español y qué sencillo habría sido aplicar esta máxima al culebrón del verano, la renovación de El Ministerio del Tiempo.

Renovada a regañadientes por TVE para una tercera temporada, tras varios meses de negociaciones, dimes y diretes, ahora es cuando empieza lo verdaderamente complicado, la preproducción. Así lo ha confirmado Javier Olivares, crador de la serie, en un encuentro online en la web de RTVE. 

ADEMÁS: La demanda de El Ministerio del Tiempo podría bloquear el lanzamiento de Timeless

Olivares ha reconocido que una de las razones por las que tardaron tanto en renovar, fue él mismo. "Si no había una mínima subida de presupuesto, no estaba dispuesto a jugarme el divorcio de mi mujer". Y es que, según ha confesado, "vives para una serie que no da beneficios y a la que dedicas 24 horas al día. Creo que, tras dos temporadas, merecía esta subida". 

ministerio-tiempo-chicas

Pero claro, el retraso en la renovación, trae consecuencias al rodaje. La primera, volver a juntar al elenco principal para el rodaje, pues "no viven del aire". A pesar de todo, Javier Olivares asegura que el rodaje comenzará el próximo 12 de diciembre y que se irá, si todo va bien, hasta mayo. Ahora, cuando lo emita TVE, es cosa suya.

ADEMÁS: Los cameos históricos más memorables de 'El Ministerio del Tiempo'

El creador de la serie también quiso dejar claro que el incremento de presupuesto no ha supuesto que los millones entren a raudales en las cuentas del ministerio. "No tenemos los 6 millones de euros de Juego de Tronos". De hecho, ha confirmado que parte del incremento se destinará a subir el sueldo de quienes menos han cobrado en las dos primeras entregas. 

ministerio-tiempo-chicas

Lo que sobre, se destinará, sobre todo, "a hacer tres o cuatro viajes, para que no todo sea digital, para que haya mar, para que haya América y para tener algunos capítulos internacionales". Es decir, "seguiremos con las mismas apreturas de una serie que habla de viajes en el tiempo". 

ADEMÁS: Los protagonistas de 'El Ministerio del Tiempo' si la emitiera HBO o Netflix

¿Y Pacino? Bien, gracias. Obviamente, Olivares fue preguntado por el posible regreso de Hugo Silva a la serie y de su añorado, sobre todo por Amelia, Pacino. La respuesta fue afirmativa y con matices, y es que Javier Olivares confirmó que no sólo negocia con Hugo Silva, por lo que puede haber sorpresas. 

Pacino

También dejó caer que Goya aparecerá, por fin, en los nuevos capítulos. Además, también lo hará un deportista del que no desveló el nombre. Nadal, Indurain, Gasol, Alonso, Santana, Estiarte... Las opciones son múltiples. Veremos quién es el primer deportista en pasar por El Ministerio del Tiempo. 

Fotos: Twitter y RTVE

Ver resumen Ocultar resumen

El Ministerio del Tiempo como hizo en los dos primeros capítulos, ha vuelto a sorprender a propios y extraños. En esta ocasión, ha hecho a los espectadores retrotraerse 75 años, para encontrarnos con un capítulo muy recordado en la historia de España. Se trata del encuentro entre Hitler y Franco, para negociar la participación de nuestro país en la Segunda Guerra Mundial, en el año 1940.

Ver resumen Ocultar resumen

En el primer y exitoso capítulo de Los Nuestros, los dos niños secuestrados estaban a punto de ser rescatados por el equipo de las fuerzas especiales enviado. Un disparo fue lo último que escuchó el espectador antes de terminar. Siete días después volvíamos al mismo punto. Mario y Alejandra estaban bien, gracias a la pericia de la tiradora Isabel Santana (Blanca Suárez) que había puesto fin a la vida de uno de los terroristas que amenazaba con matar a la pareja de niños.

Ver resumen Ocultar resumen

Siete días después, llega la segunda y esperada entrega de Los Nuestros. La miniserie de Telecinco, afronta el penúltimo de sus episodios en plena huida de Alberto (Hugo Silva) e Isabel Santana (Blanca Suárez) con los niños secuestrados. ¿Y de qué huyen? Pues de los yihadistas, por supuesto, pero también de una inesperada e inoportuna tormenta de arena. Nadie dijo que fuera fácil. 

Páginas