Por tu amor cerraría la historia del trío Gin, Hache y Babi

Han pasado cinco años desde que el libro de Federico Moccia se hiciera película en España. Tres metros sobre el cielo contenía los ingredientes necesarios para arrasar en taquilla. Una historia de amor entre chico rebelde, que ha salido de prisión por agredir al novio de su madre.

Así es Hugo Oliveira conocido como Hache (Mario Casas) que conquista el corazón de la niña bien, que no ha salido casi nunca de su entorno edulcorado y con él comienza a adentrarse en los peligros y pasiones de la ciudad. Babi Alcázar (María Valverde) se enamora perdidamente de Hache, pero tendrá que luchar contra la opinión de la familia y parte de su entorno.

Las idas y venidas de Pollo (Álvaro Cervantes) amigo íntimo de Hache; de su novia Katina (Marina Salas) que es amiga de Babi y el amor entre los protagonistas hizo del filme uno de los más taquilleros de la historia del cine español.

Babi y Hache fueron un amor imposible

En el primer fin de sema más de 300.000 espectadores llenaron las salas; con una recaudación final de la película de casi diez millones de euros. Todo un éxito, que se selló con el Goya a mejor guion adaptado, y que supuso el espaldarazo definitivo para Mario Casas y María Valverde.

Eso sí, los fans no iban a quedarse saciados y reclamarían una secuela. Llegó dos años después.Tengo ganas de ti (también dirigida por Fernando González Molina) retomaba la historia con el paso de esos dos años. Hache volvía a Barcelona después de dos años en Londres, pero esta vez no le esperaba Babi, sino que encontró el amor en Gin (Clara Lago), una chica más parecida a él. Divertida, llena de vitalidad, optimismo y a la que le gusta pasarlo bien.

Sería el prototipo ideal para Hache, pero el corazón hay veces que no atiende a razones y al reencontrase en una fiesta con Babi, sus sentimientos vuelven a mostrarse confusos. El chico rebelde tendrá que decidir entre la niña bien o la chica que más se amolda a él.

La trilogía del amor

Tengo ganas de ti volvió a ser un éxito en taquilla, incluso en Rusia fue un pelotazo. La segunda película más taquillera de 2012 en el país del vodka, tras Spiderman.

Y ahora ya se avecina el estreno de la tercera parte de una saga llamada a marcar a toda una generación. Por tu amor centra la historia 21 años después. De nuevo los protagonistas serán María Valverde y Mario Casas que vuelven a dar vida a Babi y Hache.

Dos décadas después, él está con Gin, y ha tenido hijos con ella pero el recuerdo de su primer amor sigue ahí. De hecho los hijos de ambos revivirían la historia de amor que ellos no finalizaron. Hache y Babi nunca se han olvidado; y más secretos sobre ellos volverán a surgir a la superficie tras 20 años sumergidos en el olvido.

La película  se prevé que será estrenada en DVD y plataformas digitales para llegar al mayor número de espectadores posibles. La legión de fieles de la romántica saga ya se frotan las manos.  

Fotos: Facebook, Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Es verano y, aunque la pandemia arrecia sin que podamos frenarla, resulta inevitable caer en cierta despreocupación y beber horchata a la sombra y hacer chistes tontos pero que nos hacen sonreir como si el mundo fuese un lugar perfecto. Por ello queríamos resaltar la chanza de Bob Bop a cuenta del nombre de Macarena Olona, diputada de Vox que suele tender a la agresividad y la vociferación.

Se trata de una broma sin ánimo de hacer daño.

Una cosa veraniega y divertida, tontorrona pero (a la vez y valga la paradoja) ingeniosa.

¿Por qué no?

Ver resumen Ocultar resumen

Hay quien habla el castellano eliminando la d de toda palabra acabado en "ado". Rajo, por ejemplo, era muy dado a esta práctica. "Se ha acabao" le recordamos decir seguramente a la salida del restaurante donde se atrincheró durante horas cuando la famosa moción de censura que hizo presidente por vez primera a Pedro Sánchez.

Pero a lo que vamos.

Una cosa es el habla coloquial y otra cosa es escribir mal.

Ver resumen Ocultar resumen

La polémica por el concierto de Taburete en Marbella donde ni se guardó la distancia de seguridad adecuada y apenas se utilizaron mascarillas ("'¡ni una puta mascarilla!" gritó desde el escenario Willy Bárcenas) ha provocado la reacción de numerosas personas de a pie y también de algunas celebridades. No es Jesús Vázquez un famoso dado a significarse con alegatos políticos o similares. Pero esta vez ha querido lanzar un mensaje. 

A través de Twitter (por supuesto).

Páginas