Películas que no debes ver con tus padres y menos en el Día del Padre

Llega el 19 de marzo, Día del Padre y los planes con los progenitores están a la orden del día. Que si cena, que si regalos, que si película... Ojo, si optáis por este plan, vigilad bien el título escogido, no os llevéis una sorpresa. 

Situación: es sábado por la tarde, ya se ha comido y para hacer la digestión tu padre decide que lo mejor es tirar de Netflix, y rescatar alguna película para que toda la familia la vea junta y feliz, celebrando el Día de San José. Es un momento complicado, porque puede ser que acabe poniendo una de esas comedias ochenteras que no hacen gracia más que al que tiene los derechos del filme.

Y ojo, aunque pueda parecerlo, ésta no sería la peor opción. Los hijos que no anden avispados, corren el riesgo de ver alguna cinta que acabe generando situaciones incómodas al verlas con papá y mamá en el mismo salón (si estas escenas sexuales fueron incómodas para los actores, imagina cómo serán para ti con tu padre al lado). Por ello, hay que tener muy claro que hay una serie de pelis que es mejor descatalogar de la casa y optar por no verlas en familia. 

La última película que ideó Stanley Kubrick fue Eyes Wide Shut es un ejemplo de ello. Y no es que tenga un contenido especialmente erótico, pero esas escenas, en las que Tom Cruise acude a orgías casi palaciegas, no es el mejor contenido para ver con la abuela, mientras se degustan las pastas y el café. 

Hay peliculas que son imposible de ver con los padres

Por muy abierta de mente que sea la familia siempre es mejor evitar algunas situaciones que generan una tensión innecesaria, y que así no provoque todos acaben teniendo que huir del salón. Así que mejor, si se quiere revisar Showgirls y la capacidad intepretativa de Elizabeth Berkley, dejarlo para otro momento. Y es que las caras de tus padres, al ver a la ex de Salvados por la campana danzando en la barra para gogós, no es el mejor plan posible. Si hubiera sido Kelly Kapowsky...

Otra de esas películas que es mejor no revisar con los padres, aunque seguro que ellos lo han visto por su cuenta, es Instinto Básico. Ver la escena mítica en la que Sharon Stone es interrogada por un grupo de policías, y en la que que  hace el cruce de piernas más famoso del cine. De la misma época es Nueve semanas y media, que tampoco es de las más recomendables para ver con los padres. Los movimientos de Kim Bassinger igual acaban provocando algun conlficto paterno. 

Y si de escenas de sexo va el asunto es mejor no comprar el DVD de 50 Sombras de Grey para ver en familia. Aunque a muchos les haya parecido una película a la altura del libro; todo es más light pero no tanto como para que no resulte incómodo de ver alrededor de la mesa.

Aunque sean grandes peliculas es mejor evitar verlas en familia

Algo similar ocurre con, la ya clásica Juegos Salvajes: la historia de un hombre que es denunciada por dos adolescentes, ya que ha mantenido relaciones sexuales con ellas. Si las dos adolecestes en cuestión son Denise Richards y Neve Campbell es normal prever que las escenas de ellas en la piscina, no van a ser muy bien recibidas en casa. 

Como tampoco son las más recomdables para seguir con los padres Lucía y el sexo (el nombre ya va dando pistas sobre lo que se va a ver) o Y tu mamá también. Encima esta última ya dice mamá en el título. Es mejor verlas en la soledad del ordenador, que compartirlas para acabar dando lugar a momentos nada divertidos. Aunque si se piensa, en realidad, si lo son mucho.

Fotos: Redes Sociales