Pekín Express: Las canarias y los gemelos destacan en el estreno

El esperado estreno de Pekín Express ha contado con todos los ingredientes que se esperan de un programa de aventuras. Cristina Pedroche como maestra de ceremonias y ocho parejas dispuestas a llevarse el premio de los 50.000 euros y la gran experiencia que es cruzar tres países sólo con un euro diario.

Allí estaban José Luís y Manuel, los dos gemelos extremeños de 19 años que nunca han salido de España y vivirán una experiencia tremenda para ellos. De momento, están siendo de los más activos en Birmania y han dejado varias perlas para el recuerdo como su ‘jamón yoooor’ y su poca capacidad para soportar el esfuerzo. Además de lo bien que se llevan con Lorea (la hija de José María Bakero) y Ángel. Los dos blogueros llevan pegados a la chepa a los hermanos.

Ambas parejas, junto a la creada sin conocerse de Charo y Aitor, fueron los primeros en jugarse la inmunidad. Tenían que hacer un reto a través del cual formar un mantra. Los blogueros optaron por un camino diferente a las otras dos parejas y lograron llevarse el triunfo y con ello consiguieron estar libre de poder ser expulsados.

La oveja negra es la gran novedad

Después de esto, y tras haber pasado su primera noche buscando donde poder dormir las ocho parejas llegaron de nuevo con Cristina Pedroche. Esta vez les esperaba una sorpresa. Tenían que votar a una pareja como la ‘oveja negra’, lo que les haría ser penalizados un puesto en el ranking. Quedaban fuera de la nominación Lorea y Ángel. Así la penalización la sufrieron las amigas canarias María del Amor y Yareli, que además junto a Falagán y Fala (padre e hijo) y los amigos rurales (Culi y Nene) sufrirían un hándicap para acceder al monte Popa, donde conocerían el camino hacia la meta.

Los designados para sufrir el castigo, por parte de Lorea y Ángel, fueron ellos y las amigas canarias se lo tomaron casi como algo personal, sobre todo en el caso de María del Amor que no va a quedar a tomar una cerveza con Lorea.

El ascenso al monte tenía sorpresa para los aventureros: unos monos hambrientos les iban a interrumpir en el ascenso de todos. Los que llevaban el hándicap, que era una cesta con plátanos tendrían que evitar que los macacos los tiraran al suelo.

Los Falagan son los primeros vencedores

Y el ascenso suponía afrontar cinco kilómetros de escalones. Todo un reto físico condicionado además por el sofocante calor y  humedad que soportaban los 16 participantes. Sobre todo en el caso del matrimonio de Salamanca y de Charo que a duras penas subieron, al igual que los amigos rurales que sufrían una penalización de dos minutos y medio. 

 

Cristina Pedroche les desvelaba a todos la meta y todos salían veloces camino de Magway. De nuevo carreras, gritos de alegría al ser ayudaos y saltos y abrazos al llegar a la meta. En este momento, las canarias lograron apuntarse un tanto y es que acabaron por delante de los bloguero. Un alegrón para ellas, aunque no obtuvieron el primer lugar. Sitio reservado para el Falagan y su hijo Fala, que se llevan el amuleto valorado en 5000 euros.

El lado opuesto y la cara amarga era para Nene y Culi que eran los que debían de abandonar la aventura, salvo que en el sobre de Cristina hubiera una tarjeta verde. Pero no, era roja y debían de hacer las maletas. Fue corta su travesía. Ahora sólo quedan 7 parejas y las estrategias y luchas serán muy importantes. 

Fotos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

El pastizal ha sido desvelado por María Patiño en 'Sálvame'

Ver resumen Ocultar resumen

Decía Karina, con su famoso 'Baúl de los recuerdos', que cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Uuuuhhh. Y razón no le faltaba, pero con matices. Sobre todo en lo que a televisión se refiere. 

Y nada como poner un ejemplo para reforzar esta afirmación. Un ejemplo para el que no hará falta echar la vista demasiado atrás. Tan sólo habrá que viajar a la primera décadas del siglo. Los añorados 2000. 

Páginas