Parejas que ni en la ficción son creíbles

Se dice siempre que el amor no entiende de edades, ni de condiciones que incluso los polos opuestos se atraen y acaban conformando parejas muy estables pese a que muchos no apostaran un euro por ellas. Ocurre en la vida real, en el cine y cómo no en el mundo de la ficción televisiva.

En las series se han podido ver las pareas perfectas que se enredan en su historia pero acaban finalizando juntos; y también se ha podido comprobar que el amor a veces triunfa, otras no, entre aquellos que no ‘pegan ni con cola’.

Si hay una pareja estable en la ficción actual, han tenido un bebé en común, es la formada por Jay y Gloria. La primera diferencia que salta a la vista es la edad, y cómo no el físico. Él un hombre cerca de la jubilación, ella joven, sexy y llena de dinamismo. Pero en realidad, aunque algunos puedan dudarlo forman una pareja perfecta. Él es un gran padre para Manny y los dos además generan situaciones muy divertidas.

En España también hay parejas extrañas

Otra pareja, que es criticada por su diferencia de edad, en este caso en una comedia española es el caso de Enrique Pastor y Judith. La gran diferencia es que estos no son una pareja sólida, por mucho hijo en común que tengan, y es que a la psicóloga sí que le preocupa que ‘papuchi’ sea más mayor que ella.

Otra pareja que también tenía diferencia en cuanto a los años, pero sobre todo en cuanto a la altura ha sido Sansa Stark y Tyrion Lannister. Vale, que igual como pareja, pareja no cuentan pero es que se acabaron casando. Eso sí, nunca llegaron a tener sexo y eso que el pequeño de los Lannister es todo un león.

De las máximas que se defienden es que los polos opuestos se atraen y esa podría ser la razón para explicar la relación entre Ángel y Duffy; él es un vampiro (con aire romántico), pero un vampiro. Ella, una cazavampiros; si bien en este caso se cazaron el uno al otro.

Algunos como amigos sí, pero no como pareja

Quienes sí que tenían un punto en común para iniciar su idilio como pareja eran Dexter Y Hanna. Si ya es difícil encontrar a una pareja con gustos comunes si esos son matar a gente la cosa se complica.

Y luego siempre está la posibilidad de liarse con un vecino, amigo, alguien del trabajo por muy estrafalaria que resulte la pareja. Vivir puerta con puerta fue razón suficiente para que Leonard lo intentara y lo consiguiera con Penny.

También puerta con puerta, e incluso luego juntos, vivieron Rachel y Joey en Friends. Él un mujeriego indomable; ella la chica con la que todos querrían estar pero que cualquier fan de la serie la veía con Ross. Y así fue al final, pero cuando lo intentaron Rachel y Joey no pudieron pasar más allá de un par de besos, eran tan amigos que no podían pasar la barrera.

Los seguidores de Friends lo agradecieron. No se hubiera entendido mucho que acabaran juntos; aunque como se ve a veces hay parejas que funcionan pese a que muchos no lo crean. 

Fotos: Twitter, Instagram, Facebook

Ver resumen Ocultar resumen

Avisamos que el vídeo que comparte el director y actor Daniel Guzmán es duro y que las imágenes que se muestran a continuación pueden herir sensibilidades.

Sin embargo, sirven para denunciar "este sadismo, esta carnicería o lo que llaman "arte" y a los Fran Rivera y Jesulín los llaman maestros", como dice un tuit que retuitea el propio Daniel Guzmán, al que el director de A cambio de nada se opone totalmente.

Ver resumen Ocultar resumen

Tal vez ya lo hayas visto. Si no, merece la pena que eches un vistazo más abajo. Cámara que apunta al público durante una retransmisión deportiva y una parejita que se hace un selfie sonriente para luego congelar su sonrisa y mostrar unos rostros de aburrimiento absolutamente fulminantes. El selfie seguramente daba a entender que se lo estaban pasando muy bien. La secuencia captada por la cámara exhibe un aburrimiento atómico.

Es hilarante.

Eso también.

Y que viva Twitter y su viralidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Los medios de comunicación se llenan, en estos días, de opiniones a favor y en contra del acuerdo de Gobierno alcanzado entre PSOE y Unidas Podemos pero hay a quien le falta el parecer de una pieza fundamental en esta historia: el de la clase trabajadora.

Lo dice Quique Peinado, colaborador de Zapeando (laSexta), asegurando a través de las redes sociales que, quizá, "molaría que los medios de comunicación diesen algún titular sobre si inquieta a la clase trabajadora el posible nuevo gobierno".

Páginas