Orange is the new black y todas las joyas de Netflix

El catálogo de Netflix empieza a ser muy respetable en cuanto a volumen y en lo referente a nivel de las series también. Y es que el hecho de que el portal norteamericano de streaming se lanzara a estrenar una ficción cada dos semanas ha ahondado en ello. 

Su esperado desembarco en España, del que ya se ha sabido también que lo hará de la mano de Vodafone TV, permite a los espectadores pensar en que van a poder disfrutar de un buen número de ficciones de alto nivel. Algunas son unas desconocidas hasta le fecha, aunque es muy probable que en breve se conviertan en referente. 

Por ello, sería conveniente repasar el listado de joyas que comienza a haber en el contenedor de Netflix. La cual empieza a ser vista, a ojos de muchos espectadores, más como una cadena de cable tradicional que como un portal de streaming. 

Sólo las de elaboración propia 

Y algo nos ha mostrado Vulture -una web de entretenimiento norteamericana- elaborando su propio listado. Y viéndola surge por sí mismo el debate. La encabeza Orange is the new black ¿Es esa la mejor u otras podrán discutirle el reinado?. 

El ranking elaborado es sólo en lo que concierne a las producciones propias, no a las que compra a cadenas externas para acabar emiténdola. Van de mejor a peor; o menos buena,  ya que muchas son producciones de mucho nivel. 

Como se mencionaba anteriormente es Orange is the new black la que encabeza el listado; y es que la aclamada serie carcelaria tras tres temporadas y varias nominaciones a Emmy y Globos de oro se ha consolidado como una de las claras referencia, no sólo de Netflix, sino también del panorma televisivo actual. Aquí en España hemos podido ver su adaptación a través de Vis a Vis. 

La segunda en lista no es muy conocida en nuestro país, aunque internacionalmente ya ha sido recibida con grandes críticas. Y es que el humor ácido que se gasta la sit-com Bojack Horseman gusta mucho. Es de animación y tiene un hombre-caballo como protagonista. No espere hiperrealismo el espectador en ella. Como curiosida hay que decir que Aaron Paul (Jesse Pinkman) da voz a uno de los personajes. 

El podium de máximo nivel lo cierra un obra de Tina Fey. Si a eso le sumamos que la protagonista huye de una secta apocalíptica en Indiana para afincarse en Nueva York son argumentos suficientes como para ver Unbreakable Kimmy Schmidt.

House of cards, muy atrás

El cuarto lugar no es para una serie propiamente dicha, sino que Chef's table es una docu-serie que lleva al espectador al funcionamiento de seis de las cocinas más importantes del planeta. Un mundo, el de alta cocina visto desde dentro. Recomendable.

Y el quinto lugar es para la que muchos consideran la gran serie de Netflix. Y es que Narcos que acaba de ser estrenada y que cuenta la vida del narcotraficante Pablo Escobar sólo ha recibido críticas halagando su alto nivel. 

Hay que esperar hasta la séptima plaza para ver a House of cards, a la cual antecede Wet Hot American Summer Camp; una comedia satírica que se burla de muchas de las películas sobre campamentos de verano. ¿Pero tiene tanto nivel como para adelantar a Frank Underwood? Quizá se deba a que la tercera temporada, con él en la Casa Blanca, no resultó tan convincente como las anteriores. 

El Top ten lo componen Bloodline -reconocida en las nominaciones de los Emmy 2015-; Daredevil y Grace and Frankie. Por contra Betwenn y Sense 8 (en la que trabaja Miguel Ángel Silvestre) cierran el listado de ficciones con el sello de Netflix. 

Fotos: Netflix y redes sociales. 

Ver resumen Ocultar resumen

Felicitación a la actriz y llamada al voto

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una gala extraña, presentada por Jimmy Kimmel, pero sin alfombra roja y con galardonadas y galardonados recogiendo sus premios a distancia, entrado a agradecer por vídeo y, en fin, como de semiconfinamiento. Emmy 2020. Los premios del año de la peste. Y Zendaya entre las grandes ganadoras: mejor actriz dramática por Euphoria, una de las series de la temporada.

Ver resumen Ocultar resumen

¿O tal vez usted ha olvidado aquella maravillosa comedia con alce en su cabecera? ¿Que ni siquiera la vio? Pues era una serie sobre un médico neoyorquino que acababa destinado en Cicely, una pequeña población de Alaska repleta de personajes peculiares. Porque, según descubrimos en esta ficción televisiva, Alaska es un lugar raro de Estados Unidos (al norte del norte) donde mucha gente escapa para comenzar de nuevo o practicar sus excentricidades mirando a los alces y sin que nadie les moleste.

Páginas