Old Men Grooving o cómo las apariencias engañaron a Simon Cowell

Hablar de Simon Cowell es hablar del jurado con mala baba por antomasia. Paciencia cero, tacto con los concursantes cero y tiempo para tonterías también cero. Es más, tras más de una década como jurado en todo tipo de realities, hay pocas actuaciones que vayan a sorprender a este veterarno de la televisión. Eso sí, pocas no son ninguna. 

De hecho, en esta edición de Britain's Got Talent, la novena temporada del talent show, Simon Cowell se ha llevado la sorpresa de su vida. Y eso es mucho decir. Todo comienza cuando un grupo de cinco hombres, entre 40 y 60 años, llegan al plató y empiezan a mirar a todos lados, como Paco Martínez Soria cuando llega a Madrid. Esta actitud ya pone en alerta al coach. Pero no de la buena sino de ésa que le dice: les doy dos segundos. 

Y de repente... 

Las cosas como son, nadie se esperaba que estos cinco señores, vestidos como abueletes, escondieran tanto talento. Y lo mejor, mantuvieron su tapadera hasta el último momento. Incluso su actuación tuvo un comienzo poco prometedor. Pero hete aquí que, de repente, los cinco componentes de Old Men Grooving fueron poseídos por el ritmo ragatanga y se pusieron a bailar como si no hubiera un mañana.

Que si We don't speak Americano, que si Rappers's Delight, que si un poquito de James Brown y todo acompañado por movimientos de baile que muchos con 30 años menos ni soñarían. Lo mejor no fue ver la cara de los jueces cambiar por completo, o la del público completamente alucinado. Lo mejor de la actuación fue ver a los cinco veteranos venirse arriba al escuchar la ovación. Y es que los subidones no tienen edad y esta panda de pillos tiene pinta de ir a regalar muchos subidones esta temporada. Por cierto, Simon, esto es un Zas en toda la boca de libro. 

Fotos y vídeo: Britain's got talent

 

Ver resumen Ocultar resumen

Una foto publicada en Instagram ha provocado que (de nuevo) el nombre de Froilán se haya convertido en trending topic.

Ver resumen Ocultar resumen

De la fachada del edificio del Ayuntamiento de Madrid cuelga un cartel en el que se puede leer la siguiente inscripción: "Nací en Badajoz. Vivo en Moratalaz. Soy de Madrid".

Ver resumen Ocultar resumen

Goop, la web de bienestar y estilo de vida de Gwyneth Paltrow en la que ofrece todo tipo de (a veces dudosos) consejos, vuelve a estar envuelta en polémica. Esta vez ha sido por unas pegatinas milagrosas que la actriz oferta entre sus productos. 

Páginas