Ocho famosos y sus manías más excéntricas

Ser un actor o actriz famoso y tener manías y excentricidades es todo uno. Y es que vivir permanentemente ante la mirada del público lleva a muchos a esconderse detras de una serie de rarezas, que acaban siendo parte de ellos, y que por su grado de fama, acaban saliendo a la luz pública. Después, tambiñén es cierto, que se vierte demasiado literatura, en ocasioens sobre esas rarezas, dando lugar a algunas leyendas urbanas que pese a que los aludidos la intenten desmentir, permanecen en el tiempo. 

Aunque al final, también tienen su cutoa importante de veracidad y es que las estrellas de Hollywood son, a veces, tan idlotradas que acaban teniendo una subida de la fama a la cabeza muy grande, con lo que ello conlleva. Las excentricidades se disparan. En otras ocasiones, no es cuestión de fama sino de personalidad. 

Este último es el caso de Woody Allen. Y es que el genial director neoyorquino puede ser considerado como el campeón mundial entre los famosos maniáticos. Él tiene un miedo atroz a la muerte y a contraer alguna enfermedad por lo que no es extraño verle tomarse la temperatura corporal constantemente (suele hacer cada dos o tres horas) para comprobar si su salud ha empeorado. Además, suele viajar con mascarilla para evitar cualquier tipo de germen. 

Las manías a veces son excesivas

Y a los gérmenes, en este caso de los hoteles, parece también tenerle mucha aprehensión Jennifer López. La actriz y cantante nunca viaje a un hotel sin sus propias sábanas. Además de que exije que la suite sea del todo blanca. Si no, optará por otro hotel. 

Otra actriz que tiene rarezas, en esta ocasión, a comer fuera de casa es Winona Ryder, que siempre que sale de su hogar lo hace acompañada de su propia vajilla. Y es que sí puede comer fuera, pero tiene que ser con sus propios platos. 

Tendría difícil Winona quedar a tomar algo con David Beckham: otro de esos famosos que vive siendo casi una manía andante. Él no podía beber una botella, en casa, que estuviera fuera de su correspondiente nevera. Y es que el ex futbolista tienen un trastorno compulsivo por el orden, que le lleva a ordenar su ropa por colores y a usar diferentes neveras para varios productos. 

Hay rarezas muy poco comunes

Y para manías también las de Mel Gibson, quien cree que si come demasiada carne de pollo le acabará saliendo más pelo por el cuerpo. Igual, el bueno de mel, entendió mal la exporesión de tener la piel de gallina. 

Y luego está una categoría de un miedo habitual, que es volar en avión pero que algunas famosoas afrontan de forma peculiar. Por ejemplo, Jennifer Aniston cree que ha de ir acompañado de un equipo médico por si le ocurre algo durante el trayecto; mientras que Megan Fox es más de ponerse en Britney Spears en su mp3, sino igual el avión sea cae. 

Igual para relajarse, les iría bien seguir el metodo de Uma Thurman, que se lleva una colchoneta para hacer yoga hasta en el medio de cualquier avión. Tal vez no es lo más común, pero si le ayuda a hacer el viaje más ameno bienvenido sea. 

Fotos: Redes Sociales, IMDB