MYHYV: La única que lloró en viernes 13 fue Samira

Viernes 13 y Mujeres y Hombres y Viceversa no iba a rechazar la oportunidad de tenerlo en cuenta. Así que los chicos pretendientes de Steisy querían conquistar a la tronista andaluza a golpe de grito, sangre y muchos sustos. Por allí desfilaron desde un Luís recordando a La Naranja Mecánica o Christian de policía zombie con movimientos de baile dignos de Jean Claude Van Damme hasta el ángel caído de Julen o Steven recordando el thriller de Michael Jackson.

El gorila de del viernes 13

La verdad algunos más que miedo provocaron la risa del público presente en el plató de MYHYV como fue el caso de Alejandro. El canario que llegó disfrazado de King-kong (no debía tener muy claro qué es el viernes 13) saltó, hizo el mono y  bailó hasta el baile del gorila. Y cuando se quitó la careta siguió siendo protagonista. Y es que llevó a plató una bronca que tuvo con Steven antes de entrar a estudio.

El canario no encajó bien las bromas del nuevo pretendiente de Steisy y casi llegan a las manos. No parece que haya nacido una buena amistad entre ellos. Momento que aprovechó Christian para mediar entre ellos, separarlos y quererse apuntar un tanto. Igual su papel de policía zombie lo asumió demasiado.

Julen casi se agarra a su peluche en ese momento. El chaval, eso sí, no es de los que se amedrentan y cuando le tomaron el pelo por su edad supo responder a los otros pretendientes.

Samira y los ricos también lloran 

En el otro trono fue un día de nuevas citas de Samira con alguno de sus chicos nuevos y con algún habitual que quiere seguir avanzando. La cita de Omar y Samira fue de esas que quizá supongan un punto de inflexión en la relación entre ambos. Acabó con beso entre ellos, aunque siguen estando algo frío en muchas ocasiones.

Omar pide que la tronista valore más sus esfuerzos, ya que ve que siempre tiene más presente a Adrián aunque este se esfuerce menos. A Adrián no le molestó en exceso los besos de Samira con Omar, pero a quien si le iba a suponer un disgusto fue a Jonathan.

El nuevo pretendiente  dice que ya tiene sentimientos por Samira y que le sabe muy mal que ella se bese con otros. Con él en la primera cita no lo hizo, aunque anduvieron cerca. La complicidad entre ambos era muy grande y la ilusión se veía en el rostro de Samira.

Jonathan ha llegado fuerte y pujará mucho por lograr el corazón de la tronista. Y lo que era un momento romántico o al menos feliz para Samira se transformó en lágrimas y eso que a ella sus chicos no iban a asustarla.

Olaya volvía a decir que a ella le gustaba tanto Jonathan no por su personalidad, guapura o simpatía sino por el dinero que tiene en su cuenta bancaria. Y es que de Jonathan se ha insinuado todo el tiempo que es un empresario próspero y que eso es lo que a Samira más le atrae. Esas insinuaciones provocaron al final que la tronista llorara de rabia. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Están aquellos concursantes que cerraron el capítulo de la fama y rehicieron su vida como la de cualquiera, con sus vaivenes y sus aburrimientos y sus angustias y su estreñimiento o diarrea, según toque. O sea, la existencia de toda persona humana (que diría un cura de la Conferencia Episcopal) y, por ejemplo, irse a vivir a Málaga y olvidar que saliste en la primera edición de Gran Hermano gritando "¡quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza! ¡QUIÉN!".

Ver resumen Ocultar resumen

Decía Karina, con su famoso 'Baúl de los recuerdos', que cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Uuuuhhh. Y razón no le faltaba, pero con matices. Sobre todo en lo que a televisión se refiere. 

Y nada como poner un ejemplo para reforzar esta afirmación. Un ejemplo para el que no hará falta echar la vista demasiado atrás. Tan sólo habrá que viajar a la primera décadas del siglo. Los añorados 2000. 

Ver resumen Ocultar resumen

No cesa la fuga de anunciantes que abandonan Gran Hermano por el caso Carlota Prada, la concursante que denunció haber sido violada en 2017 sin que los responsables del programa hicieran nada. Y Mediaset ha lanzado un comunicado en el que habla de "campaña de desprestigio".  Una campaña que, según la cadena que dirige Paolo Vasile, tiene culpables.

Páginas