MYHYV: Anais regresa y desata el caos en el trono de Iván

Todo parecía transcurrir en calma en el programa de este jueves de Mujeres y Hombres y Viceversa, hasta que estalló la bomba. Zulema y Laura andaban enzarzadas por la cita de la primera con Iván, cuando tras el reto frustrado de Nerea se dio paso a un retorno muy esperado. Iván parecía saber quién era. Y sí estaba bien encaminado. Anais estaba de vuelta. 

La que fuera pretendienta favorita del canario, abandonó el programa hace algo más de un mes, agobiada y bloqueada por el fragor de MYHYV. Las caras de Zulema y Laura eran un poema. Si pudieran se unirían para echar a Anaís escaleras arriba. De hecho, Laura le ha preguntado que para qué ha vuelto al programa y cuando le contesta que para recuperar a Iván, ha salido corriendo del plató, tirando hasta las plumas que llevaba en la cabeza por su actuación.

Drama non stop

Sí, así es el trono de Iván, las que se van por las que llegan. De hecho, el tronista ha salido corriendo tras ella, para evitar una segunda espantada. Eso sí, no todo el mundo ha participado del drama Anais. Y es que Nerea seguía pensando en su silla que Bridget Jones no era un buen personaje para el reto. Bueno, en eso, o en la lista de la compra, porque no dijo esta boca es mía. 

Así las cosas, las cámaras se centran en Iván y su persecución a Laura. Indignada, molesta y al borde del llanto le falta poco para hacerle tragar las plumas a Iván. El canario, a pesar del enfado de su pretendienta, intenta convencerle de que vuelva, de que no está todo decidido. Pero Laura no está dispuesta. Ha hecho mucho por él (en el reto de este jueves era la mejor) y sabe que la vuelta de Anais le aleja de conquistarle. 

Hola Anais, adiós Laura

¿Se irá Laura de verdad? Nadie lo sabrá hasta el programa siguiente. Su papelazo de chica burlesque en el reto ha enamorado al público y merece seguir compitiendo por el corazón de Iván. Además, en su cita con él se les vislumbraba una gran complicidad (tuvieron hasta 30 minutos sin cámaras) y el inicio de una posible relación. Ese paseo con las bicicletas por El Retiro era una oda al romanticismo.

De hecho, a diferencia de Zulema, había sido apoyada por los asesores por el tipo de cita que había tenido. La de Zulema fue mucho más directa, menos romanticismo y más roce; menos paseos con bicicletas y más besos de tornillo. La pretendienta, que había hecho de una Lara Croft con dos rombos, estaba ganando enteros y a Laura no le gustaba nada su estilo.

Pero todo quedó en un lugar secundario con la irrupción en plató de Anais, quien vuelve con energías renovadas para competir por el amor de Iván. Habrá que esperar al menos 24 horas saber si el caos de Anaís desata alguna consecuencia importante. Y para descubrir también qué ha sido de Yolinda. El huracán Anais amenaza con arrasar con todo. Sólo Zulema parece resistir. Si el trono de Samira parecía complicado...

Fotos: Mediset

Ver resumen Ocultar resumen

Están aquellos concursantes que cerraron el capítulo de la fama y rehicieron su vida como la de cualquiera, con sus vaivenes y sus aburrimientos y sus angustias y su estreñimiento o diarrea, según toque. O sea, la existencia de toda persona humana (que diría un cura de la Conferencia Episcopal) y, por ejemplo, irse a vivir a Málaga y olvidar que saliste en la primera edición de Gran Hermano gritando "¡quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza! ¡QUIÉN!".

Páginas