Morgan Freeman confiesa que come, bebe, fuma y esnifa marihuana

La como, la bebo, la fumo y la esnifo. Así de tajante se ha mostrado Morgan Freeman, cuando le han preguntado sobre el consumo de marihuana. Eso sí, el actor, de 77 años, ha confirmado que este consumo un objetivo medicinal. Y es que el veterano actor sufre fibromialgia y, en concreto, el dolor de uno de sus brazos es insoportable. 

Las sorprendente declaraciones de Morgan Freeman han sido recogidas en la revista The Daily Beast, donde reconoce que la marihuana es lo único que le ayuda a calmar el dolor de su brazo izquierdo. Así las cosas, podemos decir que el que ha sido Dios en el cine, también tiene buena relación con María. 

La marihauna tiene muchos usos útiles. Tengo dolor de fibromialgia en el brazo y la única cosa que ofrece algo de alivio es la marihuana. Están hablando de niños que tienen crisis y han descubierto que la marihuana ayuda a que estos niños puedan tener una vida. Este derecho existe también para mí, afirma en la entrevista. 

Accidente fatal

El consumo de marihuana tiene su origen en el año 2008, cuando Morgan Freeman sufrió un brutal accidente de coche que casi le cuesta la vida. El actor conducía su Nissan Maxima de 1997 por Mississippi cuando se salió de la carretera y, tras varias vueltas de campana, volcó. Ese mismo día, estuvo más de cuatro horas en el quirófano de un hospital de Memphis,  pues tenía hombro y brazo izquierdo destrozados. 

Tras varias operaciones, y siete años, parece que el actor no ha podido recuperar por completo la movilidad de parte de su brazo izquierdo. 

Es más, desde hace tiempo, el actor usa un guante para proteger su mano, la cual no puede utilizar al 100%. A todo ello se suman los intensos dolores que le produce y que solo palía con el consumo de marihuana. De ahí que en esta intervención, haya abogado por las legalización de la sustancia con fines medicinales. 

Tiene pinta que no será la última vez que Morgan Freeman se refiera al tema. Es más, una vez roto su silencio, el actor podría convertirse en la bandera de la lucha por su legalización. Y es que la figura de Freeman es una de las más respetadas en Estados Unidos, por lo que su presión podría llevar, al menos, a un replanteamiento de la actual situación. 

Fumador veterano

En la entrevista, Freeman también ha reconocido que fumó marihuana durante su primer matrimonio, por lo que su uso como elemento medicinal ha sido para él un proceso natural. Eso sí, es consciente que, por aquel entonces, el cosnumo era ilegal y que su uso era recreativo, al menos en su caso. 

Como argumento para la legalización de la sustancia, Morgan Freeman se ha remontado a Woodstock donde, tal y como ha recordad, la marihuana fue un elemento dominante. Habrá que ver si argumentos como éste llegan a algún sitio o tiene que hacerlo algo mejor. 

Morgan Freeman, en la actualidad, está promocionando su última película 5 Flights Up, en la que comparte protagonismo con otra veterana de Hollywood, Diane Keaton. No fue con ella, sino con Jimmy Fallon, con quien Freeman regaló al público uno de los momentos más hilarantes que se recuerda a un actor de habitual semblante serio. 

Fotos y vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Ha hablado Bob Pop de su abuela Felisa, fan de Jimmy Somerville (The Communards) y muy aficionada al fútbol. Y ha contado una anécdota: el abuelo de Bob Pop apagaba la tele cuando perdía el Real Madrid, equipo del que era fanático, y su abuela Felisa se quedaba con las ganas de ver el partido. ¿Cómo lo solucionaba? Mediante una llamada de teléfono. Hay que escuchar a Bob Pop contar la historia completa, con su ternura y humor característicos.

Ver resumen Ocultar resumen

Primeras críticas al succionador

Ver resumen Ocultar resumen

Habló de sus hijos en plural

Páginas