Mayweather vs Pacquiao: las históricas cifras del combate del siglo

Cada vez falta menos para que se celebre, con permiso de la Super Bowl, el que será evento deportivo del año en todo el mundo: el combate de boxeo entre Floyd Mayweather Jr y Manny Pacquiao. Los dos mejores boxeadores del siglo frente a frente, con el mejor escenario posible para este tipo de evento, Las Vegas, y con medio mundo pendiente de ellos. 

Pero, ¿qué tienen este estadounidente y este filipino para estar a un paso de hacer historia? Pues, de momento, tienen cerrado el mejor acuerdo televisivo que se recuerda en torno a un ring.

Mayweather es favorito pero por muy poco margen

El combate, que se celebrará el próximo 2 de mayo, hizo que dos cadenas rivales acérrimas en ámbito deportivo, Showtime (con contrato exclusivo con Maywweather) y HBO (con Pacquiaco) se pusieran de acuerdo en cuestión de minutos. Ambas se llevarán la mitad de los ingresos del pay per view. Un evento de pago que apunta al más visto de la historia, con más de 2,5 millones de pinchazos. Y no será barato. Pues ver en casa el combate costará en torno a 99 dólares. La cuenta es sencilla. 

Acumulando récords

Como parece obvio, los 150 millones recaudados en 2007, en el combate entre Mayweather y Canelo Álvarez, quedarán en nada. Como también lo hará la recaudación en el MGM de Las Vegas, donde se celebrará el combate. Hace ocho años se recaudaron 20 millones de dólares. Las estimaciones iniciales se estimaban en 40 millones. Cifra que puede quedarse en poco, viendo que podría haber entradas, a pie de ring... ¡a 87.500 dólares! Pastizal importante. El resto de asientos no bajarían de los 4.000 dólares. 

En total, la pelea podría mover en torno a 700 millones de dólares. Casi nada. De ellos, 300 millones estarían destinados a la bolsa. Una bolsa de la que Mayweather, de 38 años, se llevaría el 60%, tal y como acordaron antes del combate. Y es que, el estadounidense es el favorito para ganar la pelea. Así lo acreditan su balande de 47 victorias y 0 derrotas. Inmaculado. Mientras, el filipino, de 36 años, cuenta con un balance de 57 victorias y 5 derrotas. 

Poco tienen que ver las aficiones de Pacquiao con las de su rival

Además del dinero y, como no, el honor, la pelea unificará campeonatos. Y es que Pacquiaco es campeón del mundo de peso welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y Mayweather lo es del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). La noche será redonda para uno de los dos contendientes y horrible, mucho, para el otro.  

Los calambres de Pacquiao

Eso sí, ahora sólo queda esperar a que no haya inconveniente alguno de aquí al 2 de mayo. Inconvenientes como los calambres que lleva días sufriendo Manny Pacquiao y que no le dejan entrenar como debería. En principio son subsanables pero, en este tipo de combates nunca se sabe. 

Lo curioso es que, de ambos rivales, el filipino es el que más se cuida. No sale por las noches, entrena a todas horas, cuida su alimentación hasta extremos insospechados y está concentrado en la pelea y sólo la pelea. Por su parte, Floyd Mayweather vive una vida de auténtico lujo. 

Money Mayweather adora presumir de sus posesiones

Money Mayweather, como le conocen, es un aficionado a las apuestas. Pero a las apuestas a lo grande. Se juega millones en todo tipo de eventos. Y lo mejor es que tiene suerte. Además, le encanta hacer ostentación de lo que tiene y lo que gana, y no tiene reparo en enseñarlo en redes sociales. Lógico. Nadie se va a atrever a quitárselo. 

Por cierto, Floyd Mayweather es íntimo de Justin Bieber. De hecho, el canadiense le acompañó al primer cara a cara de la pelea y ambos llegaron una hora tarde, lo que no gustó nada a Pacquiao. Pero así es Mayweather, genio y figura. Sea cual sea su carácter, no quita para que sea uno de los mejores boxeadores de la historia. Mantener su contador de derrotas a cero depende sólo de él. En un mes, la prueba más dura a la que se ha enfrentado.

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

La foto que genera dudas en la red

Ver resumen Ocultar resumen

En concreto, el nombre de su descubrimiento

Ver resumen Ocultar resumen

En medio del ruído y la furia hay también buenas noticias. Pequeñas ventanas por las que se cuela la esperanza. Anabel Alonso es dada a la pelea contra el extremismo de derechas y los troles intolerantes a través de su perfil de Twitter. Pero esta vez la actriz ha preferido darnos una buena noticia. Una victoria del ecologismo (y del sentido común) sobre los intereses del ladrillo y el turismo depredador. Valdevaqueros, en Tarifa, se salva. No será urbanizada. El Tribunal Supremo ha dictado sentencia al respecto.

Y Anabel Alonso lo tuitea feliz.

Páginas