Masterchef: Alberto y su león come gamba expulsados por insultar al jurado

El segundo programa de Masterchef finaliza con un mar de lágrimas y con el primer expulsado del concurso. Alberto, el estudiante de Medicina y el más joven de los concursantes (tiene 18 años) ha tenido que abandonar el programa sin deliberación alguna por parte del jurado. 

Alberto prometía como uno de los mejores de la tercera entrega del concurso pero finalmente ha sido todo lo contrario. Su plato con forma de cabeza de león, con el que según apuntó el concursante quería demostrar que aunque parezca un cachorro puedo ser un león, ha enfurecido al jurado de Masterchef.

Una patata dura y algunos aderezos en forma de ojos y bigotes del animalito, han hecho que Pepe Rodríguez tildara el plato de marranada. Y asegurara que Esto es un insulto al jurado y a las 15.000 personas que se han quedado fuera. A lo que Jordi Cruz apostilló: Yo soy cocinero de hace mucho tiempo. Esto es una mofa, una burla. Después de todo esto, Alberto abandonó el programa colmado de regalos de los patrocinadores pero sollozando y llorando a moco tendido.

Tres de mero

En la primera parte del concurso, los participantes tuvieron que preparar un plato de mero en 75 minutos. En realidad tres platos diferentes pero eso se les fue comunicando a los concursantes a medida que el tiempo iba transcurriendo por lo que tenían que ser creativos y pensar tres ideas distintas en las que repartir su mero. El gran protagonista de esta primera parte fue el invitado Kike Dacosta, de Denia, quien cuenta con tres Estrellas Michelín. Su taco mejicano, arroz a banda y suquet de carrillera de mero hicieron que el jurado se chupara los dedos.

Los 5 concursantes de esta fase que más conquistaron con sus platos fueron: Pablo, Mireia, Alberto, Carlos y Andrea. Y, entre ellos, Carlos y Pablo se alzaron como favoritos. En la segunda fase ellos dos serían los líderes de dos equipos diferenciados: Pablo del rojo y Alberto del azul. En L’antella d Mar, Tarragona, concursantes y jurado, disfrutaron de una jornada de pesca de atún rojo y buceo.

Reto para llegar a lo más selecto desde El Àbac

Y tras la diversión: súper reto. Los dos equipos cocinarían atún rojo para una cuarentena de vips muy conocidos por todos: Andreu Buenafuente, Silvia Abril, Custo Dalmau, Candela Peña, Carlos Latre, Adriá Collado, Carles Puyol, Gemma Mengual, Judit Mascó, Verónica Blume o Jordi Hurtado, entre otros. Y lo mejor: cocinarían en el Àbac, el exquisito restaurante de Jordi Cruz. El tartar y marmitako del equipo de Carlos venció al atún encebollado y tataki del grupo de Pablo. Pablo, tras saber este resultado, lloraba de rabia.

Bastantes fallos en la prueba de eliminación

Y última fase del programa. Prueba de eliminación en la que sólo participaba el equipo perdedor: Pablo, Mireia, Sara, Fidel, Andrea, Sally y Alberto. El equipo de Carlos lo veía, como en los toros, desde la barrera. Para esta prueba apareció en la cocina del plató una gigantesca bandera de España de 4X3 metros. El reto: cada concursante tendría que preparar en 45 minutos un plato típico en nuestra cultura del color del brazalete que le tocara a cada uno: o bien productos amarillos, o rojos. Cuando tocó que los concursantes expusieran sus platos Jordi Cruz apoyó enormemente a Pablo, quien parece que se ha ganado algunas antipatías en Masterchef. Entre las lágrimas de Pablo y las risas de sus compañeros desde la barrera, Jordi saltó con un: Ya nos reiremos de ellos nosotros.

La cosa se ponía fea para Andreíta cómete el pollo con un pollo crudo; para el wok de ternera de Lidia, que tampoco gustó nada; para Sara y su relleno un poco fallido; para Mireia y su gazpacho caliente, con el que según Pepe Rodríguez: Se puede quedar el cuerpo frío. Pero después llegó el león de Alberto y los demás platos quedaron en el olvido. Sonrisas, lágrimas, sabrosos platos y concursantes muy diferentes. Así es Masterchef.

Fotos: Twitter y Radio Televisión Española.

 

Ver resumen Ocultar resumen

El pastizal ha sido desvelado por María Patiño en 'Sálvame'

Ver resumen Ocultar resumen

Decía Karina, con su famoso 'Baúl de los recuerdos', que cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Uuuuhhh. Y razón no le faltaba, pero con matices. Sobre todo en lo que a televisión se refiere. 

Y nada como poner un ejemplo para reforzar esta afirmación. Un ejemplo para el que no hará falta echar la vista demasiado atrás. Tan sólo habrá que viajar a la primera décadas del siglo. Los añorados 2000. 

Páginas