María León o el brillo permanente de una actriz todoterreno

Primero conocimos a su hermano Paco León, después a ella (María León) y más tarde a su madre, Carmina Barrios. Esta familia ha dado la campanada en el cine español gracias a su arte, su desparpajo y a su buen humor. 

Eso sí, en los últimos tiempos, María León está más de moda que nunca. Su papel protagonista en la serie Allí Abajo y su nominación en los últimos Premios Goya como Mejor Mejor Actriz en la película Marsella tienen la culpa de ello. Su formación en la Escuela La Platea de Madrid y con Ana Rodríguez Costa en Barcelona dieron el pistoletazo de salida a la carrera meteórica de la actriz.

La conocimos hace nueve años cuando interpretó a Leti en la serie SMS de La Sexta. Sí, ella también formó parte de esta espectacular cantera. Después vinieron sus participaciones en la pequeña pantalla en Cuenta Atrás, Hospital Central, Estados Alterados Maitena, Una Bala para el Rey, La Tira, Aida y Los Quién.

Sus últimos y divertidos papeles en series de televisión han sido en Antena 3 en Con el Culo al Aire, interpretando a Sandra Rojo, con la que consiguió un Neox Fan Awards a la Mejor Actriz de televisión en 2013; y, la recién estrenada, Allí Abajo, en la que da vida a Carmen, una enfermera sevillana vital, alegre y luchadora que se enamora de un vasco; alguien con quien no tiene absolutamente nada en común. Quizás por eso, y muchas otras cosas, la serie se ha convertido en el mejor estreno de Antena 3 en 20 años, con un 27,3% de share. 

En el año 2009 trabajó en Fuga de Cerebros, su primera película. Después, en 2011, vendría La Voz Dormida de Benito Zambrano. Gracias a esta producción María recibió el mismo año la Concha de Plata a la Mejor Actriz en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián y el Premio Goya a Mejor Actriz revelación. 

Al año siguiente (en 2012) fue la actriz principal en el film en el que trabaja con su familia, Carmina o Revienta. La dirige su hermano y actúa también su madre. Repiten con Carmina y Amén en 2014, conseguidora del máximo galardón del Festival de Cine Español de Nantes, en su vigesimoquinta edición. Exitazo.

En su última película, Marsella, María cambia totalmente de registro. Deja sus papeles de comedia a un lado y hace de Sara, una mujer alcohólica y drogadicta. Por sus adicciones la justicia le retira la custodia de su hija Claire. Después rehace su vida, encuentra un trabajo y le devuelven a su hija. La familia de acogida de la pequeña (la madre es Goya Toledo) sufre por tener que devolver a la niña.

Una historia de lucha, superación y vuelta al pasado. Gracias a su imagen María ha participado también en algunos anuncios de televisión. Con su corta pero productiva trayectoria actoral María León (La Leona, como le denominan sus fans) ha demostrado que es una actriz polifacética y que tiene una larga carrera por delante. Eso sí, de momento toca disfrutarla como Carmen, la enfermera andaluza de Allí Abajo, que ha enamorado a público y crítica. 

Fotos: Twitter, Facebook, Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

María Claver ha ido al programa "Al Rojo Vivo' con enormes ganas de cargar contra Pablo Iglesias y ha asegurado la tertuliana que es lo mismo dirigirse a Cayetana Álvarez de Toledo como "marquesa" que mentar al padre del contrincante político recurriendo a la expresión "hijo de terrorista". Tales argumentos han provocado la indignación de la facción progresista de la mesa de debate.

Se ha encendido la conversación.

Y Angélica Rubio le ha hecho a María Claver un interesante descubrimiento que ella ha aparentado no conocer.

Ver resumen Ocultar resumen

La actriz María Botto ha expresado su opinión y está en desacuerdo con quienes dicen eso ahora tan de moda de que "todos los políticos son iguales". Algo muy del gusto de Pablo Motos pero que, en un momento dado, ha llegado a suscribir (con matices) el gran Iñaki Gabilondo. Y no digamos Carlos Alsina. Vivimos tiempos complicados. En fin, que María Botto cree que no, que los políticos son diferentes según el modo en que actúen. 

Lo ha explicado en Twitter.

Ver resumen Ocultar resumen

La polarización es una cosa muy fea porque a la mínima entran unos simpáticos ultraderechistas en tu casa y te ponen fino a hostias por haber colocado la bandera republicana en el balcón. La equidistancia consiste en decir que está muy mal dar dichas hostias al prójimo pero que también usted dónde va enseñando la tricolor como si esto fuera Sodoma y Gomorra. Caricaturizamos lo de "ni unos ni otros" que tan de moda se está poniendo entre algunos opinadores y estrellas de la televisión y las tertulias.

Páginas