LQSA 8x03: Una despedida de miedo y Mario Vaquerizo de niñera

Telecinco - Lunes a las 22:30

La tranquilidad es algo que no existe en Montepinar y es que estos peculiares vecinos no pueden estarse quietecitos. En esta ocasión el caos llega de manos de los pescaderos Antonio y Berta y es que resulta que ¡se casan!.

Vecinos y vecinas se esfuerzan por buscar la mejor despedida de solteros para sus amigos. Enrique Pastor, Amador Rivas, Vicente Maroto, Coque Calatrava y Leo Romaní se reúnen en el bar para encontrar la mejor opción: una despedida de miedo.

El homenajeado Antonio Recio tiene la maleta preparada deseando que sus vecinos le lleven a una súper despedida como a él le gusta, con guarrillas. Pero nada más lejos de la realidad: se le llevan al campo y al Caserón de las gemelas degolladas. En el campo todos mean a la par y es que aseguran que la pandilla que mea unida permanece unida.

Ya en la casa del terror todo son vísceras, motosierras y extraños sucesos. Todos corren, gritan, aparecen con falsos puñales, hachas y sangre, mucha sangre… al final todo queda en muchos sustos, escenas gores y con Antonio lesionado por todas partes.

La otra despedida

Las chicas, mucho más tranquilas deciden en sus quedadas para tejer, lo mejor para el estrés, que se quedarán en casita viendo pelis de amor: Love Actually, Pretty Woman, Dirty Dancing… Mal invento porque Berta se deprime al pensar que su Antonio no la quiere a ella como los personajes de las películas a sus chicas. Aún así ella no quiere ni juergas ni boys. De hecho, manda a su casa al pizzero creyendo que es un stripper. Para relajarla sus amigas deciden llevarla más tarde a un spa.

Un bebé no deseado por todos

Por su parte La Chusa (Paz Padilla) y Fermín deciden irse a jugar al padel pero el deporte no es para ellos. Él vuelve con raquetazo en la frente y con el predictor debajo del brazo pero, parece ser, que el bebé aún no llega. Lola no quiere, bajo ningún concepto, que su padre tenga hijos con una prostituta toxicómana que lleva una navaja en la riñonera, según apunta.

El tema se tratará en una cena. Para ello Lola y Javi buscan un canguro para dejar a su pequeña y aparece en escena, nada menos que Mario Vaquerizo. Él será el encargado de quedarse con la niña. Choca ver a esta niñera tan atípica.

Lola se pone tierna y le dice a su padre que: he estado 35 años sin ti y no quiero compartirte con nadie. A Fermín se le ablanda el corazón y pospone sus planes de ser padre.

Desenlace

Y al final del capítulo llega el desenlace de las despedidas: Antonio acaba magullado y disparando ante la atónita mirada de la Guardia Civil hasta que sus amigos llegan a tranquilizarle.

Para Berta, lo que tenía pinta de ser una tarde de spa tranquila se complica: Araceli aparece en escena y la pasión vuelve a saltar entre las dos. Carreras, chapuzones, chicas al agua, toallas y muchos gritos.

Al volver a Montepinar Berta le echa la bronca a Antonio porque se cree que ha estado de strippers y le manda a dormir al sillón. El bueno de Enrique Pastor acaba pagando el plato, ya que Antonio decide irse a dormir a la casa del Concejal de Juventud y Tiempo Libre.

Risas, miedo, embarazos no deseados, reuniones familiares, pelis de amor y un canguro de lo más especial. En La que se Avecina nunca faltan las sorpresas.

Fotos: Mediaset y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

¿Qué pasa si llego a los 30 y, aunque lo parezca, me doy cuenta de que no soy feliz? ¿Qué pasa si he cumplido con todos los requisitos (que me han dicho que tenía que cumplir) para ser feliz y, de repente, me doy cuenta de que hay algo que falla? Esta y otras preguntas se las hacen María (Leticia Dolera), Cristina (Celia Freijeiro) y Esther (Aixa Villagrán) en Vida perfecta, la nueva serie de Movistar + que llega con fuerza al actual panorama televisivo.

Páginas