Los Nuestros 1x03: Niños liberados y final feliz (o casi)

El tercer y último capítulo puso fin a la miniserie Los Nuestros, con la tensión, acción, sangre y emotividad como ingredientes. La trama volvía con Alberto e Isabel, junto a los niños, esperando que el helicóptero del ejército consiguiera rescatarlos. Cuando los divisan y parece que todo está solucionado, uno de los terroristas lanza un misil antiaéreo y mata a 14 soldados. Un sacrificio enorme y parece que inútil, ya que los terroristas vuelven a tener a los pequeños con ellos y ahora, además, a dos militares.

Un ministro cobarde

Las autoridades políticas quieren poner fin a la misión, son muchas las bajas y es momento de minimizar los daños. La opinión pública podría achacarles falta de previsión y un político no quiere que haya argumentos para atacarles. Pero el grupo de élite no está dispuesto a dejar a la deriva a dos compañeros y a dos niños. Más si tienen huellas a las que seguir.

Mientras, en la aldea cercana a la base, los dos legionarios siguen intentando contentar al poblado tras el asunto de la cabra muerta. Al final la cabra acabará siendo decisiva.

La cabra fue clave

El grupo yihadista se lleva al capitán Sánchez, a Santana, a Mario y Alejandra a un recóndito poblado en medio de la nada. Los obligan a quitarse los uniformes y a sustituirlos por túnicas y velo. El objetivo es que cuando huyan no se les reconozca y no les delate el uniforme militar. Las dos unidades que han decidido desoír las órdenes ministeriales están cercando el poblado en poco tiempo, pero los terroristas saben disimular bien la celda donde esconden a los presos. Una revisión pormenorizada casa por casa pero no encuentran nada.

En la celda, Isabel y Alberto consiguen desatarse. Sus compañeros ya se han marchado, pero ellos están dispuesto a salir de allí con los niños. Alberto mata al líder del grupo terrorista, Isabel es gravemente herida pero consigue coger una radio para ponerse en contacto con alguien que les pueda escuchar.

Quien lo hace es Desi, la legionaria que continúa en el pueblo cercano a la base ayudando a la gente. Recibe el mensaje y consigue contactar con la base. Dan la orden a los dos convoyes para que regresen al poblado terrorista.

Están a punto de matar a Alberto e Isabel. Los arrastran y cuando van a degollar al capitán uno de los francotiradores mata al terrorista. Los momentos de mayor acción de la miniserie se ven en esos minutos del metraje. Disparos por todos los lados, el caos reina y se intuye la tragedia.

El horror de la guerra, la inutilidad de la misma y su sinrazón se reflejan en el niño armado que intenta atacar a los militares. Serra, cuya mujer espera dos niños, intenta calmarle pero el pequeño le dispara al cuello.

El abrazo final lo justifica todo

Otro de los militares acaba matando al menor para que no siguiera disparando. Momentos muy duros. Pero consiguen salir de allí con los dos pequeños sanos y salvos. Alberto herido, Isabel grave y Serra muriendo son trasladados. El joven cabo no consigue salir vivo de la misión. El abrazo de los dos niños con sus padres acaba dando sentido a la misión.

Pasa un mes y Alberto visita a Isabel en el hospital. Cuando todos esperaban beso final sí que lo encuentran, pero no hay final de ellos juntos. Acaban reconciliados, habiendo vivido una experiencia al límite pero el desierto no les lleva a retomar su amor pasado. Eso sí, siempre serán los nuestros y Blanca podrá contar a Hugo Silva como uno de los hombres de su vida, eso sí, en la lista de ficticios. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Ha muerto Chicho Ibáñez Serrador, un maestro de la televisión y del cine. Recordemo su obra.

Páginas