Los Nuestros 1x02: Alberto, Isabel y los niños, a la deriva en el desierto

En el primer y exitoso capítulo de Los Nuestros, los dos niños secuestrados estaban a punto de ser rescatados por el equipo de las fuerzas especiales enviado. Un disparo fue lo último que escuchó el espectador antes de terminar. Siete días después volvíamos al mismo punto. Mario y Alejandra estaban bien, gracias a la pericia de la tiradora Isabel Santana (Blanca Suárez) que había puesto fin a la vida de uno de los terroristas que amenazaba con matar a la pareja de niños.

Todo parecía solucionado. Los niños sanos y salvos, sólo Alejandro tenía un pequeño golpe en la cabeza. Nada que no pudiera curarse con rapidez. El convoy militar estaba de enhorabuena. Incluso la mujer del embajador informaba a la madre de los niños que todo había salido bien. ¿Demasiado bonito? Pues así era.

Emboscada inesperada

Los yihadistas no habían dicho su última palabra y realizaron una dura emboscada contra el convoy militar. En uno de los vehículos iban Alberto (Hugo Silva), Isabel y los dos pequeños. El tirador era abatido. Momentos de máxima tensión como a lo largo de todo el capítulo. Y es que la tensión junto a la belleza de las imágenes está siendo uno de los principales  protagonistas en Los Nuestros.

Toda la tensión del capítulo versa sobre el paradero de los cuatro. Y es que incluso Alberto está a punto de morir. Los terroristas matan a otro militar y es Isabel quien, con mucha sangre fría y más precisión, mata a uno de los yihaditas. Alberto hace el resto y logran huir. Están vivos y eso en ese instante es mucho. Por su lado, los terroristas iban a aprovechar el cuerpo del militar fallecido para hacer apología de su lucha.

Las imágenes del ultraje al cuerpo del militar dan la vuelta al mundo. Los padres de Alejandra y Mario también lo ven. Su desesperación les lleva a hacer que se agriete su relación. Ella no está dispuesta a dejar pasar la oportunidad de hacer algo. Así decide adentrarse en Bamako para buscar ayuda entre los líderes de las mezquitas. La rechazan, pero ella seguiré peleando.

Amar en tiempos revueltos

Mientras Alberto e Isabel, con el desierto como escenario de fondo, comienzan a limar asperezas entre ellos. El amor entre ambos sigue presente y parece que no es una historia finiquitada. En la tensión de la misión, encuentran momentos para recuperar terreno perdido, aunque a Alberto le cueste aún dirigirse a ella. Tiene fresco el amargor por la revelación de la tiradora a su mujer.

La misión puede haber llegado a su fin. Se oye a un helicóptero. Son los soldados españoles enviados a rescatarlos. Alberto lo comprueba, tira un bote de humo para que los vean y confirma que sí que son ellos. Todo parece llevar a un final feliz. Los cuatro a salvo. Se han perdido las vidas de dos militares pero los niños están bien.

En ese momento aparece un yihadista que con un lanzacohetes apunta al helicóptero. La explosión no se ve. Termina el segundo capítulo de Los Nuestros. Ahí. En todo lo alto (literalmente). Serán siete días de espera (tensa, muy tensa) para ver qué sucedió. Si los niños, Alberto e Isabel están bien. Los Nuestros siguen regando de tensión el desierto de Mali. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Este 2020 se estrenará Patria, la serie que adapta la exitosísima novela de Fernando Aramburu sobre los años de plomo en Euskadi. Y HBO ya está regalando píldoras de lo que será esta ficción con tanto de trágica realidad.

Se trata de 8 episodios con una hora de duración a cargo de Aitor Gabilondo, Félix Viscarret y Óscar Pedraza.

Ver resumen Ocultar resumen

Se anunció a bombo y platillo su contrato de larga duración con Mediaset pero, tras más de tres años, las cosas no han ido del todo bien. Malas noticias para la actriz Paula Echevarría y uno de sus futuros proyectos en Telecinco. Tal y como confirman desde la Cadena SER, la adaptación de la novela de Sonsoles Ónega, Después del amor, se encuentra en stand by.

Ver resumen Ocultar resumen

Que la realidad supera a la ficción es un tópico absolutamente incontrovertible y, de hecho, a la hora de escribir una novela o el guión de una película o serie, hay elementos de la vida real que jamás encajan. Porque resultan disparatados, rarísimos, demenciales. Y ahí está El Palmar de Troya, sobre la secta integrista que surgió en 1968 en la estepa sevillana y tendió hacia lo bufo, lo tragicómico y lo aterrador, según el momento y quien haga el relato.

Páginas