Los nombres más molones de la historia del cine

Una película se puede recordar por el beso de pasión que se dieron los protagonistas; por ese final sorprendente que hizo a toda una sala llorar (de hecho, ya recopilamos los 10 mejores finales de la historia del cine en un sólo vídeo); o que le hizo reír; por los efectos especiales que te hicieron vibrar; por esa secuencia que hizo gritar de placer a tu amigo el cinéfilo; por los Óscar que ganó; por la interpretación de los actores; pero también se puede recordar por los nombres que los personajes lucieron en el filme.

¿Acaso alguien puede olvidar el Danny Zuko al que dio vida John Travolta en Grease? Ese nombre y ese apellido invitaban a caminar con aire chulesco; a creerse el polluelo por el que suspiran las chicas (sobre todo Sandy) y a acabar bailando para dejar unas escenas inolvidables.

Como también imborrable es Tyler Durden; el nombre da prestancia; tanta como para ser el líder de un movimiento casi revolucionario; aunque otros lo consideraran un terrorista. Sea como sea, no se entendería El club de la lucha sin ese nombre y sin todas las interrogantes que llevaba junto a él. Por cierto, para luchas, estas 15 que hemos reunido que, no son las mejores de Hollywood, pero sí las que más molan. ¿Adivina cuál es la primera, señor Darcy?

Nombres que marcan mucho

Quien no dejaba tantas interrogantes, pero sí uno de esos personajes para siempre es Vito Corleone. Solo oír esa conjunción de nombre y apellido lleva a pensar en mafia, en la familia, en un código de lealtad; en Mario Puzo y en una historia formidable. Tanto como el nombre.

Y contra tipos de esta índole luchaban Eliot Ness y sus intocables, en concreto contra Al Capone (quien nos dejó una de las 100 mejores frases dichas en Hollywood, antes de matar a alguien). Pero el nombre del agente da tanta seriedad que puede ser imaginado luchando casi contra cualquier criminal. Él era incorruptible y su nombre ya daba idea de ello.

Y si Ness es un nombre asociado a la seguridad, al hacer las cosas de la forma correcta; Maverick es sinónimo de velocidad. No se puede alguien llamar de esa forma, como hacía Tom Cruise en Top Gun, y ser un oficinista. Si es que hasta ha servido para ser el nombre de un campeón del mundo de motos. El padre de Maverick Viñales puede dar fe de ello.

Tarantino es gran de creador de nombres inolvidables

Pero para nombre de tipo grande el de El Nota ‘The Dude’ en El gran Lebowski. Y es que no es cualquiera un tipo como el Nota, ni está a altura de lo que debe de ser un personaje del calibre creado por los hermanos Cohen.

Y entre la categoría de nombres con carisma del cine tiene un apartado especial Quentin Tarantino y alguno de los que ha ido creando para sus diferentes películas como el señor marrón en Reservoir dogs o el inolvidable Señor Lobo de Pulp Fiction, el hombre que solucionaba problemas. Sin olvidar a Aldo Raine ‘El Apache’  que iba marcando cabelleras nazis en Malditos bastardos.

Muy lejos de ser alguien capaz de liquidar nazis está Cry-Baby, el personaje que creó John Waters y que bordó Johnny Deep en la película homónima, que trataba de ser una parodia de musicales tan frecuentes en la época.

Aunque para nombre que gusta, y que además es sinónimo de acción, de elegancia, de lealtad y por qué no decirlo, de éxito con las mujeres es James Bond. Con ese nombre era imposible no tener una licencia para matar en nombre de la reina y estar en una lista de nombres guapos.

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

"Hay cosas que son difíciles de digerir", decía Anabel Alonso después de conocerse que Albert Rivera ingresaba en un hospital por gastroenteritis aguda y, con ello, llegaba la guerra abierta entre Ciudadanos y la actriz (vía Twitter). Porque desde la formación naranja no encajaban muy bien lo dicho por Anabel Alonso sobre su líder, siendo un buen ejemplo de ello lo dicho por la diputada y secretaria de la Mesa del Congreso, Patricia Reyes.

Ver resumen Ocultar resumen

Aquí pasó desapercibido y, sin embargo, en Alemania ha sido difundido por la muy popular revista GALA y ha querido presentarse como síntoma de un desencuentro entre la reina Letizia y Felipe VI. ¿Es así? O sea, ¿hay desencuentro? Quién sabe.

Lo que sí se percibe en el vídeo es que a la reina Letizia no le sienta nada bien que su esposo le indique dónde ha de colocarse en la recepción.

Ver resumen Ocultar resumen

Un juez de Valencia lo ha dictaminado. Javier Sánchez Santos es hijo de Edite Santos y de Julio Iglesias. ¿Fin de un culebrón que lleva años y años desarrollándose? Veremos. De momento, ya hay una decisión judicial.

Edite Santos y Julio Iglesias se habrían conocido en la Costa Brava en la década de los 70 de siglo XX y habrían tenido una relación de la que nació Javier. Pero Julio Iglesias jamás aceptó dicha paternidad que ahora los tribunales corroboran.

Páginas