Los mejores memes y las bromas del debate a cuatro

Pincha aquí y síguenos en Facebook para no perderte las noticias de entretenimiento y tendencias de Público - Zeleb.

No podría catalogarse el debate del 13-J como el más intenso que hayan vivido los españoles desde que la democracia y la televisión se dieron la mano. Arrancó plano, con pocos reproches de unos a otros, más allá de los que cualquiera que siga la actualidad política habrá escuchado por activa y por pasiva

Era tal el tono monocorde que sólo lo rompió, en el primer tramo, un foco. O, mejor dicho, el sonido de un foco rompiéndose. El cual dio para que Jordi Évole hiciera una broma recordando el apagón del aire acondicionado que Juan Carlos Girauta (portavoz de Ciudadanos en el Congreso) le achacaba. 

Pero pese a ser un debate sin una intensidad muy alta, eso no ha impedio que aquellos que lo seguían y lo comentaban en las redes sociales sacaran a relucir su vena más mordaz, que les lleva a ver el ambés divertido de aquello que Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias decían y hacían.

Las primeras bromas llegaban en torno a esa ausencia de colmillo, muy lejano en el tono del vivido en Salvados entre Albert Rivera y Pablo iglesias.

ADEMÁS: Mejores memes del Iglesias-Rivera

Era tal el astío, viendo la pugna dialéctica, que las primeras bromas llegaron en torno a la preparación del encuentro por parte de Mariano Rajoy y su equipo.

Rajoy y las notas

Se lo habían estudiado a conciencia y como estuadiante aplicado -capaz de sacar una oposición de registrador de la propiedad- tiró de anotaciones, pero fueron tantas que, por momentos, llegó a abrumar. 

Como si de un combate boxeo se tratara empezaron a coger ritmo, a sudar un poco (en este caso no literal como Rivera en Salvados) y lanzar las primeras pullas al adversario. 

Llega la corrupción y llega el combate

Y fue ahí cuando apareció el tema de la corrupción. Un asunto en el que Rajoy parecía tener algo más que perder o en el que el presidente del Gobierno se  movía con menor comodidad. 

En los primeros minutos, datos, datos y más datos. En ese tramo, llegó el fango; la lucha cuerpo a cuerpo y el momento en el que Albert Rivera sacó a relucir su lado más hostil con el Partido Popular. 

Eso sí, el candidato de Ciudadanos no iba a dejar de lado sus dardos a Podemos. Salió poco Venezuela, pero algo iba a haber. De hecho, hubo a algunos que les sorprendió que se hablara tan poco de Nicolás Maduro y del comunismo. Eso sí, iba a haber burla sobre el asunto. 

Tras el tramo de la corrupción, hubo otro momento que se llevó gran parte de los comentarios de los tuiteros que siguieron el debate. Y es que el secretario general del PSOE iba a recordar por activa y por pasiva, y por lo que hiciera falta, que él no era presidente del Ejecutivo, que no había un "gobierno progresista", porque Pablo Iglesias no lo había querido.

Insistió en la idea de la pinza, de que Rajoy y Pablo Iglesias compartían adversario común, que no era otro que el partido socialista. Ese fijación en asunto dio pie a multitud de bromas. Es como si pareciera que Sánchez iniciará un día, cuando ya esté retirado de la política. sus memorias recordando que Iglesias no le dejó ser presidente.

Cuando el debate iba agonizando, llegó el momento de que los candidatos a la presidencia hablaran de una de las cuestiones que más puede importar a los españoles, tras las elecciones del 26 de junio. Los pactos son clave y los presidenciables mostraron sus cartas.

Rajoy quiere pactar con los españoles, Iglesias con Sánchez, Rivera le levantó el veto a Rajoy y Sánchez ni dijo si, ni no, ni todo lo contrario.

Así que al ver el proceder de los candidatos era obvio que iba a haber burlas en torno al asunto. Y tras las posibles opciones negociadoras y los minutos de oro de cada uno de los líderes políticos llegó el cierre del debate.

Era el momento de ver quién había ganado, quién había convencido más a los suyos y había atraído a los indecisos -esos que son clave en unas elecciones apretadas-  y quién habìa salido peor parado del encuentro. 

Eso sí, todo debate, toda conclusión no iba a impedir que muchos continuaron con los memes y burlas. Y es que la fiesta de la democracia ha incorporado una nueva tradición. Los memes llegaron para quedarse. 

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Se filtra la lista de medios vetados por el partido de extrema derecha

Ver resumen Ocultar resumen

La polémica sobre la comida en los cines continúa

Ver resumen Ocultar resumen

Porque un poco de humor no viene nunca nada mal, he aquí uno de los últimos tuits de Dani Mateo. El presentador de Zapeando (laSexta) ha sacado a pasear su lado más irónico y, mezclando en un mismo mensaje universos tan dispares como Cataluña y GHVIP (Telecinco), decía lo siguiente a través de la red del pajarito azul.

"El gobierno debe garantizar la seguridad de TODOS sus ciudadanos".

"No sólo en Cataluña están sucediendo cosas dramáticas..."

Páginas