Los Juegos del Hambre: 12 curiosidades que no sabías (o sí) de la saga

Los Juegos del Hambre se ha convertido en una de las sagas cinematográficas más taquilleras evet. Pero no solo en términos económicos. También en emociones de sus fans. El 27 de noviembre de 2015 llega a las salas españolas Los Juegos del Hambre: Sinsajo 2, la cuarta película de la serie y última parte de la historia; donde por fin se resuelven las aventuras de Katniss Everdeen y el resto de sus compañeros.

La expectación es máxima. Para ir calentando motores, indagamos en el corazón de una de las historias del momento y desgranamos sus curiosidades: 12 cosas que (tal vez) no sabías.

1. Beso a beso

los-juegos-del-hambre-beso

Doce. Este es el número de besos de Katniss Everdeen da a lo largo de las cuatro películas de la saga. Todos ellos repartidos entre Peeta Mellark (Josh Hutcherson), al que le da siete besos, y Gale Hewthorne (Liam Hemsworth), con el que se besa en cinco ocasiones diferentes. El que se dio con Natalie Dormer no cuenta, al ser fuera de la película

2. La (in)decisión de Jennifer Lawrence

A pesar de que Jennifer Lawrence se ha convertido en todo un referente gracias a su papel en esta saga y la actriz mejor pagada del mundo, lo cierto es que a la actriz le surgieron muchas dudas a la hora de aceptar el personaje. Jennifer necesitó hasta tres días para decidirse y al final aceptó por consejo de su madre. Además, antes del rodaje, la actriz se sometió a un duro entrenamiento de seis semanas donde aprendió a disparar con el arco, trepar, correr y saltar como Katniss. 

3. Pequeñas diferencias

el-vestido-de-katniss-everdeen

De hecho, los fans de la trilogía no mostraron demasiado entusiasmo cuando se anunció que Jennifer Lawrence interpretaría a Katniss Everdeen. En el libro, Katniss tiene 16 años, es morena y mucho más tímida que la actriz en la vida real. Jennifer ya había cumplido los 21 cuando aceptó el papel y además tuvo que teñirse el pelo de moreno, al igual que su compañero, Liam Hemsworth, que también es rubio natural.

4. ¡Cuidado! ¡Es un oso!

arena-de-los-juegos-del-hambre

La primera película se rodó en Carolina del Norte, lugar en que la autora de los libros Susana Collins se inspiró para crear la historia. El equipo de producción grabó algunas de las escenas en plena naturaleza salvaje y uno de los días se vieron sorprendidos por un gran oso negro (y no, no era Bear Grylls, el último superviviente) . Tuvieron que salir corriendo. Por fortuna, nadie salió herido.

5. A dieta

liam-hemsworth-en-los-juegos-del-hambre

Liam Hemsworth tuvo que adelgazar varios kilos para poder interpretar a Gale Hawthorne, el amigo de Katniss. Fue su propio hermano, Chris Hemsworth (el marido de Elsa Pataky) quien le instó a que perdiera peso, ya que "la película se llamaba Los Juegos del Hambre y no Los Juegos del Comer". Peor lo llevó el fan que intentó seguir la dieta de The Rock durante un día

6. Peeta entre bambalinas

peeta-los-juegos-del-hambre

Cada vez que ruedan, el equipo de maquillaje y peluquería tarda una hora y media en tapar los tatuajes de Josh Hutcherson, quien interpreta a Peeta. Además, al revés que sus compañeros, él tiene que teñirse el cabello de rubio porque es moreno natural.

7. Una escena complicada

cornucopia-los-juegos-del-hambre

La escena que más se tardó en rodar de la primera película fue la de la cornucopia. También conocida como la del paso de los tributos del suelo a la arena. Los actores tenían que salir corriendo a toda velocidad, y era complicado que los planos quedasen perfectos de una sola vez.

8. Saga total

los-juegos-del-hambre-parque-tematico

Los Juegos del Hambre tendrá su propio parque temático de atracciones, al igual que la saga de brujas y magos Harry Potter.

9. Sobre honorarios

jennifer-lawrence-en-los-juegos-del-hambre

Jennifer Lawrence cobró 500.000 dólares por su participación en la primera parte de la saga. Una cifra un tanto discreta si tenemos en cuenta que Los Juegos del Hambre contaba con un presupuesto de 78 millones de dólares. 

10. Un talento oculto

katniss-y-su-hermana-en-los-juegos-del-hambre

Fue la propia Jennifer quien presta su voz para cantar tanto una de las nanas del distrito en la primera película (Katniss le canta una canción a su hermana para tranquilizarla) y la canción del sinsajo en las posteriores. ¡Y no se le da nada mal! Y ojo, no es la única actriz con talentos ocultos en Hollywood

11. No para todos los públicos

violencia-los-juegos-del-hambre

Se tuvo que reducir el nivel de violencia de la película para que fuera calificada para menores de 13 años. Por esta razón se cortaron siete segundos del metraje original de la cinta. 

12. Katniss, una superviviente

katniss-y-sus-flechas-en-los-juegos-del-hambre

A pesar de la violencia, a lo largo de la saga y hasta el momento (no sabemos qué pasará en la última película), Katniss sobrevive. Pero también mata: catorce veces, para ser exactos. Todo por preservar su propia vida. Así son Los Juegos del Hambre.

Fotos: Gtres y escenas de Los Juegos del Hambre

Ver resumen Ocultar resumen

La nueva normalidad comenzará también en los cines. Ya ha comenzado funcionar algunas salas pero la previsión es que el 26 de junio, si todo va bien, vuelvan a abrir todos los cines. ¿Y qué películas veremos? Hay un buen montón de títulos que han quedado en el cajón y algunas películas están en un limbo extraño. Por ejemplo, Wonder Woman 1984, que tenía previsto su estreno en junio. Se habló de que diera salto al streaming en la nueva plataforma de Disney.

Ver resumen Ocultar resumen

Siempre se ha dicho que Francisco Franco era un cinéfilo de pro. Tal vez sea exagerar aplicarle ese calificativo. Para entendernos: si viviese hoy, no te lo encontrarías yendo a ver la última de Sofia Coppola en V.O. Eso sí, tal vez te cruzases con el Caudillo en algún multicine para ver cualquier blockbuster del montón.

Pero sí, vaya, a Franco le gustaba el cine (y bastante).

Le proyectaban todas las semanas un par de películas en El Pardo y lo que más le estimulaba era el western

Ver resumen Ocultar resumen

A lo largo y ancho del planeta siguen las explosiones de indignación por el racismo que sufren ciertos colectivos. El fuego de las protestas se encendió a raiz de la muerte de George Floyd a manos de un policía blanco en EE.UU. Y el movimiento antirracista ha calado en muchos sectores. Ha movido a la reflexión. Y a tomar ciertas decisiones no exentas de controversia.

Páginas