Los grandes momentos de Qué tiempo tan feliz

Son ya más de 300 programas, más de cinco años en antena, emitiendo cada domingo en Telecinco y haciendo real aquella máxima de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Y es que Qué tiempo tan feliz arrancó  sus emisiones casi a modo de biografías de personajes ya fuera Isabel Pantoja, Sara Montiel o un humorista como Arévalo.

Con el paso de los programas fue cogiendo cuerpo y mostrando un estilo más propio de María Teresa Campos donde las entrevistas en profundidad con personajes de la política, cine, música, etc se iban imponiendo. Siempre fue un sello muy de ‘la Campos’ el crear un buen clima en el que sus invitados se sintieran cómodos.

Además durante todo este tiempo la música ha sido la otra gran protagonista de QTTF desde los grupos actuales, artistas como Bisbal, Ricky Martin hasta cuplé o revista. Siempre además con la música de fondo de chicos que participaron en Operación Triunfo.

La música, gran protagonista

Estar emitiendo durante un lustro durante todas las semanas da pie para que un sinfín de anécdotas y buenos momentos pasen al recuerdo. Para David Bisbal será imposible olvidar que la presentadora le sorprendió con unas imágenes que él llevaba tiempo buscando pero que no logró localizar. Si, ahí las vio y claro se le escaparon las lágrimas cuando contempló a su padre boxeando de joven.

Lágrimas pero de risas soltó Dani, uno de los componente de Auryn cuando se pudo ver en plató un vídeo de él enseñando el trasero en su última gira sudamericana. El grupo de chicos que tiene conquistadas a millones de adolescentes se lo pasó en grande en Qué tiempo tan feliz. Y Twitter se revolucionó con el momentazo vivido.

En este programa, como si bien se ha anticipado antes, la música tiene mucho peso y más aún cuando decidieron hacer un especial a modo de Telepasión (aquel programa de TVE en el que los presentadores cantaban). La interpretación de María Teresa Campos de alguna de las canciones de Joaquín Sabina fue de lo más comentados durante días posteriores a la actuación.

Políticos con ritmo

Quien también vio cómo su actuación e interpretación musical era muy criticada en redes sociales fue la candidata a la alcaldía de Madrid y presidenta del PP madrileño Esperanza Aguirre. La líder de los populares madrileños no tuvo pudor ninguno en lanzarse a bailar flamenco al ritmo de Ketama. Se nota que la campaña electoral se iba avecinando y es momento de que los políticos se muestren más cercanos.

Pero sin duda el gran momento de todos los programas emitidos de Qué Tiempo Tan Feliz fue el protagonizado por la propia María Teresa Campos con la colaboración de Bigote Arrocet. Se llevaba ya un tiempo informando en la prensa del corazón que la comunicadora y el humorista habían comenzado a tener una relación entre ellos. Ya era vox pópuli, y poco después se confirmó el romance.

El momentazo llegó cuando Arrocet decidió darle una sorpresa a su amada en el propio plató. Llegó con ramo de  flores en mano y ambos se fundieron en un apasionado beso. No sin antes comentar que estaban haciendo un Sara Carbonero. Gran instante televisivo que regaló QTTF. 

Fotos: Twitter, Facebook, Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Ya no sabemos que es realidad y que es fake, admitámoslo, y con Enrique Ponce (torero que ha cobrado protagonismo este verano debido a causas sentimentales o así) ya resulta imposible discernir hasta dónde llega la parodia y hasta dónde el personaje de carne y hueso. Se ha vuelto un influencer y te lo puedes encontrar en Tik Tok bailando como Michael Jackson. Mejor eso que hacer daño a un animal hasta su fenecimiento (opinamos por aquí).

Sea como fuere.

Ver resumen Ocultar resumen

Es verano y, aunque la pandemia arrecia sin que podamos frenarla, resulta inevitable caer en cierta despreocupación y beber horchata a la sombra y hacer chistes tontos pero que nos hacen sonreir como si el mundo fuese un lugar perfecto. Por ello queríamos resaltar la chanza de Bob Bop a cuenta del nombre de Macarena Olona, diputada de Vox que suele tender a la agresividad y la vociferación.

Se trata de una broma sin ánimo de hacer daño.

Una cosa veraniega y divertida, tontorrona pero (a la vez y valga la paradoja) ingeniosa.

¿Por qué no?

Ver resumen Ocultar resumen

Hay quien habla el castellano eliminando la d de toda palabra acabado en "ado". Rajo, por ejemplo, era muy dado a esta práctica. "Se ha acabao" le recordamos decir seguramente a la salida del restaurante donde se atrincheró durante horas cuando la famosa moción de censura que hizo presidente por vez primera a Pedro Sánchez.

Pero a lo que vamos.

Una cosa es el habla coloquial y otra cosa es escribir mal.

Páginas